Mágicas creencias

                 DRAC SUCJECTAN UN FANAL

Haberla la hay.
Durmiente, si uno en ella no cree.

Magia, soplo tu rostro,
vigorosa te espero; ¡despierta!.

Escucho un chirriar musical,
en el abrir de tu puerta.

Avanzo, para darte un saludo
y apoyarte con mis ganas.

Convengo con mi placer de niño
en esta, tu alianza que enlaza;
las ilusiones y los proyectos,
al presente más consistente.

Magia, acuna a los hijos de todos los tiempos.
Te pido, haznos respetuosos,
haznos reconocer como uno.

Sorbo la nieve,
prendo la inocencia
para tu perfecto paladeo.

Relato d mar

 318-omu G.S. (Bcn.)