MUNDOS INFANTILES

 
                                       mons infantils
Esas manos sucias de arena, granos de arena que en su boca crujen casi arañandoles los labios. Arena, salpicando sus redondas caras que sonrien. Miran con ojos asombrados, los reflejos destellantes del sol sobre el metal de un columpio.Columpio que los balancea, sosteniendo el encanto de unas mejillas sonrosadas, rostro con largas coletas al viento, o con pelos revueltos, de pequeña figura, que en su subir y bajar, parecen saciarse, recargandose de saludable energia. Pequeñajas formas en movimiento, mostrando la sencillez, la facilidad con la que puede un ser sentirse satisfecho, sentirse bien. Dejando entrever el mundo estrellado de ilusiones que vive en ellos con tan poco, tan poco como con cuatro granos de arena, un compañero, dos balanceos.
Risas, risas que sumergen en encanto el paisaje gratuito de la libertad de un respiro sin preocupaciones.Cubos, rojos y amarillos, unas palas y tridentes, vocecillas sumergidas  en elconstruir de castillos, en los que todavia por caber no caben ni las promesas.Barro en la tierra, por la arena, con el agua de esa fuente que les sacia, siendo como el mejor champagne para el brindis de esa tarde, del festejo. Verdes esquinas, siete arboles, hay flores, decorando su paisaje, en el que disfrutan llenando sus camisetas con estampados de total
natural diseño. Verde, de la hierba en la que unos a otros se arrastran y caen. Chorretones con rosado matiz del helado ya comido, saboreado, estefue el pincel que las pinto. Esas manos que agarrando empujaron, toqueteando, con colores marrones esbozaron sus espaldas y sus pechos.
     Corren, mas que correr vuelan, estando en el bienestar que supone no
encontrarle valor al dinero, jugar a pillarse o al pañuelo, dormirse sobre cualquier suelo.
No suponer lo que se precisa, instintivamente agarrar lo vital, lo animalmente necesario.
     Fierecillas que estan llenas de ternura, que huelen mejor que el pan, que
inundan de luz este o aquel lugar. Travesuras como aventuras, carentes de insana intencionalidad. No es un mundo de locura, escucharlos significa, encontrar respuestas a problemas que en este mundo creemos los adultos tener. 
Cromos cambiados en el patio de un colegio, otros que se ganaron con las manos rojas de tanto picar. Protestas por no poderse comer un caramelo, no me como este plato de hierba, ni el pelo. Espinacas que les observan en sus repliques, con sus llantos. El pescado sin espinas es un encanto. Que mas da como yo visto, o si el pantalon esta roto. La hermosura no esta en ser alto o bajo, ser rico o pobre. No es importante llamarse Ana, Javier, Esther  o Joaquin.

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s