La Bollene (Alpes marítimos —Francia—)

Una joya de los alpes marítimos. En este descenso nos adentraremos en una parte del río La Bollene, encontrando cada uno de los alicientes de esta magnífica actividad que es el barranquismo. Barranco perfectamente excavado; de elegancia extrema. Salvaje y lúdico a la vez. Coloreado al punto de cualquier gran obra pictórica (los tonos verdes, marrones, amarillos y grisáceos lo visten de gala). Escaparse hasta él nos gratificará hasta concedernos una buena dosis de sanación.

Anuncios

A merced

“El hombre…
Si créese gigante
se sabrá pluma
(cuestión elemental).”
**
Llevados
porque el viento aprieta.
Caídos
porque la tormenta golpea.
Sostenidos.
Equilibrados.
Sobre la cuerda floja
del instante,
del respiro
que nos sujeta
hasta que nos suelta.
¿Quién manda más que los hombres?
Dime ¿Tú decides?
¿Pisas donde quieres?
¿Eres sepultado,
o eres elevado
porque así lo eliges?.
Frágil o acerado
por la vorágine insalvable
de la austera selva
que embiste al individuo
e incendia o humedece
posicionando las llanuras
y las cumbres.
Barro.
Sólo barro…

318-omu G.S. (bcn.2018)

Tambores atemporales

¿Te acuerdas de ayer?. Cuando podías recorrer las nubes y tomar el arco iris para que te sirviese de mantel. Cuando el mar era una alfombra tanto sobre la que volar como donde caminar. ¿Recuerdas?. Y es que cada sueño era (es) posible. Cada respiro una sonrisa. Y no tenía precio todo lo ofrecido, pues no buscábamos ganar ni existia el ansia de tener y más tener. Hoy es una hora en que la vigilia anda inmersa dentro de mi hombre y retorno al sentimiento hondo de mi niño. Y mi juego despliega amor hacia los cercanos y hasta hacia los desconocidos. Hoy es un instante que padece de la inmortalidad que desconoce la derrota, al reconocer las fuentes que proceden a regar futuros idílicos. Ayer… Cuánta verdad en la frase “el tiempo está sujeto a su esencia de ser totalmente relativo”.

Garganta del Yesa superior

Nadie supondría tal belleza a los pies de los montes de ese lugar. La garganta de Yesa se ofrecerá, durante todo el año, como un descenso acuático donde disfrutaremos de pequeños saltos y badinas donde nadar. Esta garganta se divide en dos partes (con un escape en la zona intermedia): La primera de ellas, más abierta, donde se combinan las paredes de roca con vegetación abundante a su alrededor. Y, la segunda, sobre todo en su tramo final, predominando la roca que nos encerrará dentro de un tramo más estrecho. La escasa verticalidad dispuesta en este descenso no desmerece para nada la apuesta de recorrerlo.

¡Este barranco rebosa y desborda por su estética!.

Diguem paraules… / Dime palabras…

Diguem paraules
que no s’enfonsin sota terra.
Alçat!
Primavera.
Diguem paraules
que demà no fossin cendra.
Conrea!
Primavera.
Diguem paraules
que mai s’endugui el vent.
Vola!
Primavera.
Diguem paraules
que no caiguin sent desert.
Rega!
Primavera.
Esquitxa’ns!
Oferint-nos
cadascun dels aliments
que, servint-nos de lliçó,
ens facin créixer.
Per ser tan immortals
com els desitjos que es gronxen sobre el cel
i com la flama d’un somriure.
Per gaudir, durant el viatge,
tant de la llum que canta dins la nit
com dels sols lluents que guarden els dies.

318-omu G.S. (bcn. 2018)

(castellano)
Dime palabras
que no se hundan bajo tierra.
¡Álzate!
Primavera.
Dime palabras
que mañana no fueran ceniza.
¡Cultiva!
Primavera.
Dime palabras
que jamás se lleve el viento.
¡Vuela!
Primavera.
Dime palabras
que no caigan siendo desierto.
¡Riega!
Primavera.
¡Salpícanos!
Ofreciéndonos
cada uno de los alimentos
que, sirviéndonos de lección,
nos hagan crecer.
Para ser tan inmortales
como los deseos que se columpian sobre el cielo
y como la llama de una sonrisa.
Para disfrutar, durante el viaje,
tanto de la luz que canta dentro de la noche
como de los soles resplandecientes que guardan los días.

318-omu G.S. (bcn. 2018)

La decisió / La decisión

Lluitar contra la vida

o sentir-te ple de vida…

Fetge i cor.

Sentiments o raons.

Cada instant es eina

que obre un espai

on composar.

Cada instant té veu que escriu

dins del llibre etern

que fa demà.

Ja som aquí

des de l’ahir;

com núvols tendres

o granit compacte

o com diamants per tallar.

Només ens queda

aprofitar els records,

doncs aquests són llenya

que cap que ens ajudi

fins arribar-nos a abrigar.

Sec o humit.

Dret o caigut.

Sempre ja prou joventut

per agrair-li al camí.

Mai llencem quelcom

que li donés pèrdues

a la nuesa pròdiga

de la nostre meravellosa veritat.

Lluitar contra la vida

és desdir-nos de la mare.

Renegar de la llet

i contradir els consells del pare.

Sentir-nos plens de vida

equival a reconèixer-nos

com pedres valuoses

que enlairen la muntanya

dins del tot de l’univers.

318-omu G.S (bcn.2018)

(castellano)

Luchar contra la vida

o sentirte lleno de vida…

Hígado y corazón.

Sentimientos y razones.

Cada instante es herramienta

que abre espacios

donde componer.

Cada instante tiene voz que escribe

dentro del libro eterno

que hace mañana.

Ya somos aquí

desde el ayer;

como nubes tiernas

o granito compacto

o como diamantes por tallar.

Nada más nos queda

aprovechar los recuerdos,

pues éstos son leña

que cabe nos ayude

hasta llegarnos a abrigar.

Seco o húmedo.

De pie o caído.

Siempre hay suficiente juventud

como para agradecerle al camino.

Nunca lancemos nada

que le diera pérdidas

a la desnudez pródiga

de nuestra maravillosa verdad.

Luchar contra la vida

es desdecirnos de la madre.

Renegar de la leche

y contradecir los consejos del padre.

Sentirnos llenos de vida

equivale a reconocernos

como piedras valiosas

que alzan la montaña

dentro del todo del universo.

 

318-omu G.S (bcn.2018)

 

 

 

Duelo

Y me quedarán los ojos
como lagunas negras,
alejados del agua clara
que transporta el río
desde los cielos hasta el mar.
¡Cómo pedirle a la pisada
que reniegue de ser huella!
¡Cómo prometerle a la luz
que jamás su magia
será vestida por tinieblas!
Y me quedarán los ojos
como ostras tristes
porque perdieron sus perlas.
Situados donde perecen
los peces y las aves
del universo hecho para el hombre.
Arrastrados por la ausencia.
Allí donde la ceniza impera
y sacudiendo el horizonte
escribe soledad.
Ayer volví de ser asfixia.
Ayer sentí rotas las vías.
Y de nuevo aquel recuerdo
se acerca de imprevisto
y llama y traspasa mi puerta,
su visita impregna mi cobijo
queriéndose quedar.

318-omu G.S. (bcn. 2018)