Uno más de alrededor

La Vida (creación consecutiva) nos examina como posible obra de arte para concedernos otros muchos peldaños.

**

Mantener mi yo romántico y la fe en el conjunto; aunque…
Reconocerme Solo durante el viaje; junto a tanto pero Solo: Siempre precisar del ser autónomo aún sabiéndome unido a ese resto que asume el reto de la intemperie.
La soledad recae, una y mil veces, placentera; otras tantas nos azota siendo yugo y tortura, prisión donde, por más que musite el silencio, resuenan los gritos.
(Quién conoce la fórmula para estar situados donde y como queremos estar?).
Esperan parajes repletos de bullicio y gentío, donde las lenguas y las mentes y los cuerpos practican acrobacias plausibles sobre el frío.
¿Acompañados?… El calor reconfortante, imprescindible y sincero acaece siendo onírico, mayormente, dentro de este mundo.

Conjunción

Siempre las lágrimas son viajeras errantes en busca de su antónimo, cubriendo, al completo, la espiral.

**

Sobre el terreno abonado:

El árbol. 

La piedra.

Cada gota de rocío. 

¡Amaneceres irrenunciables! 

Sólo semillas que se esparcen

sin perder su maravillosa identidad;

dando y siendo un mismo cosmos

alejado de toda arena que castigue.

318-omu G.S (bcn. 2020)

Sacar partido

Porque podemos transgredir frustraciones, debilidades y fracasos… Tras la flor que equivale a tabla de salvación: Hermosura que alberga aromas, seductores y agradables, cuales contrarestan el desequilibrio y el derrumbe que acude junto al peor de los ocasos.

**

Tiempo de mascarillas. Tiempo de introspección y de puntos suspensivos. Tiempo de cambios y decisiones. Tiempo de advertir el misterio, la profundidad, la avidez, la timidez, el miedo, la dulzura o el candor que reside dentro de un alma y transmiten nuestros ojos.
Observar con los mejores ojos. Destapar el frasco mágico que resulta ser el corazón.
Tiempo de hermandad. De recuperar el vigor de los sentidos esenciales. De desenmascarar embustes. De degustar lo tanto de bueno que esparce y esparció la vida.

Frontera

Porque mis anhelos…
Porque mis suspiros…
Porque mi placer se prolonga
gracias a este don pasajero
con traje y maneras de hombre.
Porque la creación persiste
en saludar y darme cobijo;
y hasta proseguirá conmigo
aun traspasado aquel umbral
que asociamos con despedida
pero suma siendo, otro viaje.

Descorrer las cortinas
frente al amanecer sorpresivo.
Superar las nubes que convocan
la carne, la mente y los huesos.
Desenmascarar patrañas:
doblegar epitafios.
Abrazarme la madre de todos los seres
de todos los vacíos y de cada esfera;
la paridora infatigable
¡fiel amante!
que copula, desvergonzada,
copula, abona y transforma,
desconocedora de calendarios.
¡Maravilloso!
asomarme de nuevo a la vida
tras darme su pecho…
desde los brazos de la creación.

318-omu G.S (bcn.2020)

Cuenta de latidos

Advierto y disfruto de la paz
pues antes conocí la mecánica de armas
y la dinámica de guerras.
Degusto al máximo el amor
porque supe acerca de la ira
sufrí la envidia, los celos y el rencor
y también padecí, un odio extremo.
Valoro cada pisada como la que más.
¡Qué más pedir!
por amor, dónde tierra seca surge un manantial
y toda boca recibe agua fresca.

¡Cuántos!

Mirar alrededor y contemplar la gran diversidad de formas, maneras y colores esparcidos —maravilloso, el universo, al ser el verdadero Dios cual ampara creación—. Cualquier mundo precisa de transformaciones porqué equivalen a progreso; la vida reclama variedad, pues, tras la amalgama de energías y sujetos, se ensancha el camino y prosigue el avance.
¿Por qué?… ¿Para qué la xenofobia, la discriminación y el racismo?. No somos el resultado de una única huella; somos el fruto de trillones de estrellas. Somos viaje que, a merced de los tiempos, abarca todos los espacios.

Sin tiempo

Seducirte
lejos del antes o del después
que escupa interrogaciones.
Mi sonrisa recorre
como gota de lluvia tu rostro
para quedarse.
Guiño tras guiño
abandono los términos medios;
aparto causas de eclipse
hasta encontrarte.
Sólo vale atraerte
junto a la energía del ser
que danza, como efluvio inmortal,
dentro de la corriente.