Inagotables

Las olas -ajenas a ser agua mansa-
se alzan y caen vencidas
vestidas de espuma.
Embisten las rocas.
Ahondan, libres y seductoras,
penetrando castillos…
Soplan burbujas
cuales prenden un guiño de sol
para subirse sobre un reflejo
y desconociendo el adiós rotundo
darse media vuelta
volviendo a besar a la madre
que resulta ser nuestro mar.

318-omu G.S. (bcn. 2017)

Anuncios

Cascadas de Subra (l’Ariège —Francia—)

Descenso situado en el departamento francés de l’Ariège, donde tendremos que superar una sucesión de cascadas (veinticinco). Durante su recorrido, claramente podremos observar dos tramos bien diferenciados; su primera parte se nos muestra abierta y repleta de rapeles cortos y multitud de resaltes. En la segunda porción del recorrido el barranco cambia de ambiente al incrementarse su vegetación (el verde predomina de manera salvaje). Todo él se cierra al punto de engullirnos, así obligándonos a pasar por la vena (línea directa del cauce) para descender algunas de sus verticales.
Descenso que tuvimos la fortuna de coger con un muy buen caudal (las crestas superiores estaban nevadas), y que más que aconsejamos si estáis por la zona de l’Artigue.

Donde se liberan lunes y soles

Pero cuánto y cuánto embelesa la ingravidez asexuada de los ángeles; esos mismos que nos enseñan cuánto de escaso es el peso de los cuerpos, cuando escuchando la música, levitan y levitan mientras bailan.
Cuánto imantan los tantos y posibles y banales privilegios escondidos tras el rabo y los cuernos del diablo. Cual sufre la condena del deseo venida por la ansiedad que vuelca angustia, y por siempre de los siempres, aunque no lo reconozca, trabaja y suda, suda y trabaja.
¿Quién sabe acerca de amos y esclavos? (se le aminora el tiempo de disfrute a aquellos que disponen de haciendas mayores). ¿Quién conoce a su propio ángel y a su propio demonio? (son muchos los que, emparedados entre ambos, los placeres importantes se les escapan). ¿Cuántos consiguen salvar su vida porqué nunca reniegan de sus principios sean cuales fueran los beneficios que se ofrecieran por la renuncia y el cambio?.
Ángeles que embelesan y diablos que imantan hasta volverse empalagosos… Escupo abstracciones. Descorro telones y grito “ya basta”.

Estimar / Amar

“Per gaudir de l’immensitat
tinc que demostrar-te fidelitat…
Cor: Amor… Amor… Amor,
mai disposaré de prou dits
per contar les edificacions
vingudes per les teves venes.”

 

Estimar…
Estimar sempre quan fem,
oblidant raons buides i desitjos que comportin,
patiment, incertesa, desídia i epitafi.
Enlairar-nos en l,estimar…
I fins i tot les nits més fosques enlluernar-nos:
Quedar embolicades amb una llum esclaridora
que es desentén, de totes, totes,
d’interessos que vesteixen
mentides plenes de disfresses,
mentides que passegen envoltades
de somriures falsos
que enrevesen la veritat.
Estimar des de l’arrel!
perquè creixin brots
i naixin flors
i surtin fruits,
dintre d’aquest arbre
que convida als essers
a nous respirs.
Estimar,
trencant-li la cintura
al pes variable de les circumstàncies;
i així fent, obtenir la guia
que només suporta
la tinta d’un cor
per escriure “endavant”.
Establir-nos en un temps on mai manquin
ni els somnis de quan nens,
ni els somnis, ni la fe;
perquè estimant coneixem
que no existeix res que viatge, etern,
impedit de canviar.

318-omu G.S. (bcn. 2017)

(castellano)

“Para disfrutar de la inmensidad
tengo que demostrate fidelidad…
Corazón: Amor… Amor… Amor,
nunca dispondré de suficientes dedos
para contabilizar las edificaciones
llegadas por tus venas.”

Amar…
Siempre amar cuándo hacemos,
olvidando razones vacías y deseos que comporten,
sufrimiento, incerteza, desidia y epitafio.
Alzarnos en el amar…
Y hasta las noches más oscuras deslumbrarnos:
Quedar envueltas con una luz esclarecedora
que se desentiende, por completo,
de intereses que visten
mentiras llenas de disfraces,
mentiras que pasean envueltas
de sonrisas falsas
que enrevesan la verdad.
¡Amar desde la raíz!.
Para que crezcan brotes
y nazcan flores
y aparezcan frutos
dentro de este árbol
que invita a los seres
a nuevos respiros.
Amar y Amar…
Rompiéndole la cintura
al peso variable de las circunstancias.
Amar y obtener la guía
que solamente soporta
la tinta de un corazón
para escribir “adelante”.
Establecernos en un tiempo donde nunca falten
ni los sueños de cuándo niños,
ni los sueños, ni la fe;
porque amando sabemos
que no existe nada que viaje, eterno,
impedido de cambiar.

318-omu G.S. (bcn. 2017)A

Calles y campos minados

“Lamento que exista la tristeza viviendo en cuales fuera de unos ojos.
Lamento la distancia que nos separa de la empatía y de la coherencia.
Lamento el tuyo… Porqué lo sé, mi dolor.”
**
Ayer perdí la voz cuando te fuiste; como humo marchaste, pero todavía arde, aquí, la hoguera de la incomprensión.
(Quepa recordar que este mundo nunca giró por nosotros).
**
Habitantes que son dominados por dogmas religiosos e imposiciones culturales.
Habitantes que sucumben ante las garras, siendo sometidos, de algunos que ambicionan el poder y el control.
¡Manipulación!.
La inteligencia no resulta una llave maestra. La inteligencia delimita y cava fronteras. La inteligencia sólo mueve unas pocas aspas de nuestro molino, ignorando que el viento, débil o fuerte, siempre sopla pudiendo con todo. El viento aúna; pasa y forja alianzas desentendido de discriminar.
Habitantes sumidos en esa inopia que facilita enfermedades. (¡Viva el conocimiento!). Habitantes que reniegan de las mismas partes que no reconocen pero que ellos sostienen.
¡Salvar la tierra con metralla y gritar “justicia” y pensarse santidad mientras se bañan los campos y las calles con la sangre de inocentes!.
La necedad converge con la hipocresía, y tanto se trasviste de islam como camufla intereses miserables entre mantras budistas y cruces cristianas.
Todos los colores transpiran risas y vitalidad o lágrimas y cansancio lo mismo que desean pedacitos de felicidad… Absolutamente todos los abecedarios disponen de rectas y curvas para desenvolver cualquier mensaje.
Habitantes que anhelan y, buscando el paraíso, encuentran la perdición al extraviar los sentimientos y el sentido que tendría que prevalecer si es que amásemos la vida.

Es mi barrio tan grande como el inmenso universo. Mis vecinos son familia que besa el infinito al ser símbolo de multiplicación.

Cañón de Canceigt (Pirineos atlánticos —Francia—)

Cañón, corto, sencillo y de poca verticalidad, ubicado en la población de Béost (valle del río Ossau). Descenso que capturará nuestros sentidos por completo al marchar “in crescendo”. Partiendo desde su excelso verdor inicial, nos conducirá hasta una gorga umbría de una belleza indescriptible (casi al punto de lo espeleológico).

 

“Cuándo contemplas lugares tan bellos, solamente puedes fundirte con ellos y permitir que cada una de tus células viaje y fluya… Rincones ancestrales que detienen en seco el tiempo e invaden nuestro ser con magia y fantasía.
El verde es el color que nos recuerda la renovación cíclica que vive en toda naturaleza: La frescura. Lo vital. El renacer. Nos recuerda quienes somos y de donde venimos.”
-Greengalgui-

Ardane-Phista (Pirineos atlánticos —país vasco francés—)

 

Cañón cercano a la población de Larrau ( Pirineos atlánticos —pais vasco francés—), en el que siempre disfrutaremos de un agua cristalina. Constituido por roca calcárea, a lo largo de su descenso (2,30-3h.), nos encontraremos una sucesión de cascadas que podremos superar mediante cuerda o destrepes (altura máxima de 15mts.). Su ambiente es considerablemente húmedo debido a la enorme vegetación que lo envuelve (multitud de troncos se reparten dentro de él). Combina a la perfección lo estético con la deportivo, así logrando que la actividad nos mantenga despiertos durante todo el transcurso de su recorrido.

“Recorro…. como mineral y madera y pasto y agua que soy… Salud divina la que hallo dentro de estos pequeños e inmensos rincones que atesora la naturaleza. Agradezco cada reencuentro.”