Esclat / Estallido

I els homes neixen
com brots tendres.
I els homes cauen
sent fulles dins la tardor;
apareixent com coixí i llavor
de tantíssims planetes que esperen.
Flors!
Fullaraca!
Tan bonica com un somni filat
amb màgia blanca.
Tan sorprenent i llarga com l’eternitat: Vida!
En peu i en marxa;
estem vius!
doncs l’espai ens demana camins
així com el pol·len li prega a l’abella.
Vindre per anar (així fem).
Igual vida que mort!
ambdues elles, composem.
Plaers i dolors.
Gel i caliu.
Llenya dintre del bressol
donant-nos llum
tanmateix com cendra.
Tot en un dia…
Que es desdiu del recompte de hores
tingudes com llei,
comptades segons un sol repetit
i una lluna que, amagant-se o visible,
gronxant-se en la nit,
poetitza i ens vetlla.
I enmig dels numèrics efímers…
Tu i Jo!
com flama que lluita
per mai esgotar-se:
Cel i volcà.
Pedra i cotó.
Un cor quan obert en flor!
Tu i Jo!
Pincells, lliscant, en recerca de paisatges:
Viatge colorit que mai accepta
cap sentit llunyà.

318-omu G.S. (bcn. 2018)
**
(castellano)
Y los hombres nacen
como brotes tiernos.
Y los hombres mueren
siendo hojas dentro del otoño;
apareciendo como cojín y semilla
de tantísimos planetas que esperan.
¡Flores!
¡Hojarasca!
Tan bonita como un sueño hilado
con magia blanca.
Tan sorprendente y larga como la eternidad: ¡Vida!
De pie y en marcha
¡estamos vivos!
pues el espacio nos pide caminos
así como el polen le pide a la abeja.
Venir para ir (así hacemos).
Igual vida que muerte,
con ambas, componemos.
Placeres y dolores.
Hielo y calor.
Leña dentro de la cuna
dándonos luz
igual que ceniza.
Todo en un día…
Que se desdice del recuento de horas
tenidas como ley,
contadas según un sol repetido
y una luna que, escondida o visible,
columpiándose en la noche,
poetiza y nos vela.
Y entre medio de los numéricos efímeros…
¡Tú y Yo!
como llama que lucha
para nunca agotarse:
Cielo y volcán.
Piedra y algodón.
¡Un corazón abierto en flor!
¡Tú y Yo!
Pinceles, deslizándose, en busca de paisajes:
Viaje colorido que nunca acepta
ningún sentido lejano.

318-omu G.S. (bcn. 2018)

Anuncios

Corazón por bandera

Simplemente maravillosos…
Hábiles y oportunos:
Aquel y este hombre racional
que se apresta a utilizar las herramientas
para prosiguiesen volteando
las aspas del molino.
Hombres que… Crédulos,
exentos de la vileza escondida
en la hipocresía de esas leyes nefastas
y en toda cultura cuando ya enmohecida
y en cada imagen tramposa
y en cualquier falsa moral,
viven movidos por su corazón
confiando y ofreciéndose a los demás.
¡Simplemente maravillosos!
Pasan tan ligeros
como un “ni darse cuenta”.

Guiou

Este descenso se encuentra cercano a la población de Sospel (alpes marítimos). Excavado en roca calcárea y vestido en su totalidad, nos ofrecerá una combinación de tramos bellos y con interés, con otros que, por monótonos (andar y más andar), resultan cansinos. Barranco de ambiente salvaje y aguas cristalinas, que por sus características: muy abierto, puede resultar factible, en el caso de que no vaya muy alto, incluso si arreciara una lluvia débil (así mismo nos ocurrió a nosotros). En particular, la aproximación se nos hizo excesivamente pesada (1,30h. en continuo sube y baja que se hace interminable). No me atrevo a decir que sea un descenso para coleccionistas, pero habiendo tantísimos por esa zona es como para pensárselo… ¡Amor de barrancos!.

La Bollene (Alpes marítimos —Francia—)

Una joya de los alpes marítimos. En este descenso nos adentraremos en una parte del río La Bollene, encontrando cada uno de los alicientes de esta magnífica actividad que es el barranquismo. Barranco perfectamente excavado; de elegancia extrema. Salvaje y lúdico a la vez. Coloreado al punto de cualquier gran obra pictórica (los tonos verdes, marrones, amarillos y grisáceos lo visten de gala). Escaparse hasta él nos gratificará hasta concedernos una buena dosis de sanación.

A merced

“El hombre…
Si créese gigante
se sabrá pluma
(cuestión elemental).”
**
Llevados
porque el viento aprieta.
Caídos
porque la tormenta golpea.
Sostenidos.
Equilibrados.
Sobre la cuerda floja
del instante,
del respiro
que nos sujeta
hasta que nos suelta.
¿Quién manda más que los hombres?
Dime ¿Tú decides?
¿Pisas donde quieres?
¿Eres sepultado,
o eres elevado
porque así lo eliges?.
Frágil o acerado
por la vorágine insalvable
de la austera selva
que embiste al individuo
e incendia o humedece
posicionando las llanuras
y las cumbres.
Barro.
Sólo barro…

318-omu G.S. (bcn.2018)