Baile de huevos

baile de huevos

(I)
Desde las menudeces;
abono y visiones,
simplezas al alcance de todos;
aportes livianos capaces de ajustar los mecanismos
para que no se apague el ritmo vivaz
y siga su incesante rodar
la cuerda de los corazones.

Simplezas… que no absurdos -no confundamos-
contenido suficiente para retocar el mundo
dejándolo resplandeciente -diría que casi nuevo-
y con las máquinas donde deben.

(II)
Esta vida… hecha de impresionantes pequeñeces;
dibuja hombres transitando repartidos por el espacio,
peces que bucean despreocupados
y otros de ya pescados
que pretenden unos pies y calzarse unos zapatos
renunciando al mar y a sus aletas y escamas.

La vida se expande -fornicadora-
para que encuentren su cielo cada una de las aves.
… pero, las hay que se perdieron dentro de jaulas construídas
con vísceras, pensamientos y palabras.

(III)
Escucho la vida
e interpretando animales
compongo sentidos y hablo.
La vida: prestigitadora
me hace conejo y paloma e indica un camino.
Sorpresiva, me asusta en busca del salto.
Come de lo habido y muta natural
para brindar apariciones.
Salpica con sus pinturas rupestres,
con su modernismo con fecha de caducidad,
su grandiosidad puntual y evanescente,
y con su mediocridad que invitando a la superación
se encuentra al punto del surrealismo.

La vida salpica la infancia ¿impertérrita?
de nosotros, los hombres,
mientras como lavandera
asea -una y otra vez- los ropajes.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s