Afortunado

Afortunado soy;
mi juventud perdura infinita
al creer, a pie juntillas, en el eco.
El azar decidió renovar su oxígeno:
darme savia nueva e hinchar mis pulmones adormecidos
con este aire nacido desde las poderosas maderas,
que de pie trasmutan y resisten las embestidas,
logrando vencer a la insolencia asesina
que golpea y araña y desmenuza
hasta conseguir que cualquier identidad se desvanezca
dentro de una voz denominada tiempo.

El azar no quiso hundirme,
tuvo a bien incendiar los calendarios
y convirtiéndome en madera
renovar mis hojas e incrementar mi flotabilidad.

Muelle y espiral.

Perduro por casado con el eco.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s