«… Se acuerde todo ocaso de darnos madrugada,
así como el fracaso verter lección preciada,
y luzca a cada paso mi vida aleccionada,
por joya que es acaso, incluso la pisada,
cual deja llanto en vaso, si triste es la jornada.»

(fragmento “Derrotas victoriosas”)

¡viva la comunicación!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s