LA MONEDA DE LA SUERTE

Se me perdio la moneda de la suerte que tanto me costo de encontrar, la que guarde en cada uno de los pantalones que me puse desde que la tuve. Al vestirme siempre la añadia en el bolsillo para que estuviera imantando un devenir prometedor.
Una mágica supersticion me condujo a creer en ella, en esa moneda que alguien mas de una vez me quiso comprar. No se si la fortuna con que la asociaba tan solo era fruto de mi imaginación o si ciertamente tenia un gran poder acumulado que embrujaba positivizando lo que me iba ocurriendo, fuera como fuera, contaba con ese influjo especial que me hizo creer en ella hasta el punto de convertirse en compañera y amiga.
El cobrizo de su semblante circunbalado por el verde de su fundido la caracterizaba. Tenia peso aun siendo pequeña como la uña de un meñique, estaba algo deformada por el tocar, por su uso, siempre repiqueteaba varias veces al lanzarla sobre el suelo hasta aposentarse firmemente para recordarme que estaba de suerte.
Encontre esa moneda en una playa alla por levante, caida del atardecer para mi algo confuso de un verano caluroso en el que se me rompieron las sandalias de tanto vagar por las callejuelas de un blanquecino costero pueblo cercano a mi ciudad.
Se hallaba sumergida en la arena mostrando un pellizco de su redondez, parecia que buscase oxigeno como para no ahogarse, casi hablaba pidiendome la rescatara de su aprisionado encierro. La levante con delicadeza frotandola con la yema de mis dedos, aquella arena era para ella como las dunas de un gran desierto, ardia por el castigo que le habia infringido el sol en esos dias de verano, me quemo al cogerla. Le dije -ya te tengo!
Conto kilometros a mi lado, me ayudo a reducir dudas y a descifrar enigmas tan solo por estar a mi lado, pero posiblemente a alguien ahora le hacia mas falta que a mi, es por eso que marcho, es por esto que de nuevo debe hallarse incrustada sobre la arena de otra playa esperando que llegue otro verano para ser por alguien encontrada, para darle la suerte que me dio cuando prendida en mi bolsillo me acompañaba en mi ir y venir.
318-omu G.S. (Bcn.)

Un pensamiento en “LA MONEDA DE LA SUERTE

  1. Montse dice:

    Jo també tinc la meva "moneda de la suerte", ja fa uns quants anys, de moment encara no l\’he perdut, potser és que a mi encara em fa falta? També fa molts anys que tinc una "estampeta de la suerte". Els hi tinc molt de carinyo a les dues i sempre les porto a sobre.Apaaaaa estàs flexible, eh?? La Marina també ho fa. Jo no podria fer aquestes posturetes!! Estàs fet un "chaval"!!;)

    Me gusta

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s