Desde las palabras a los actos… pasando por los pensamientos

incontrolable

Cuánto daño pueden hacer los “dimes y diretes”,

Claro ejemplo son, todas las intangibles palabras que acaban convirtiéndose en consistentes actos.

« … y Rosario, mi vecina del piso de arriba, cuchichea por la galería con la estirada Josefina, la mujer de Javier, y esta última, más tarde, ausentada de su propia perspectiva, al salir de la iglesia desprecia, le niega el saludo a Carmen, la panadera. Sin saber si era cierto o tan fatal aquello que le fue relatado en el patio de luces.»

Los medios de comunicación, regidos por intereses privados, inclinan sutilmente  al ciudadano hacia posturas determinadas. Provocan acercamiento o aversión. El fusilamiento o el perdón.

Con sagacidad actúan preponderando allá donde les convenga, pero casi siempre desentendidos de darnos una información objetiva de aquello que acontece. Sus maneras bien medidas, sujetan un propósito, unas conveniencias. Los ciudadanos solemos estar manipulados, mientras rezuma, como trasfondo, un insufrible hedor.

Merece la pena cuestionarse toda la información que nos llega, recabar otras fuentes para contrastarla antes de identificarla como válida.

Tendríamos que posicionarnos como seres difíciles de convencer, como personas que reclaman una claridad absoluta que abarque más que palabras bien cuadradas, cuales sólo buscan actuar; como una cadena que arrastra a millares de hombres hacia un destino preciso.

Así es como en un estado de inopia involuntaria y de alienación muy bien configurada, somos extorsionados por tendencias y es domesticada nuestra capacidad de gestión o de decisión hasta el punto del sonambulismo.

Es grande la influencia que en la vida de cualquiera tienen los otros que transitan alrededor, la interrelación es evidente, pero como para todo en esta vida, ¡hay unos límites!.

Cuando recibimos una información desde cualquier medio de comunicación, tendríamos que indagar, al respecto de en que porción está adulterada por alguno de esos eficientes, maquiavélicos y bien disfrazados estados de poder, que astutamente acometen de manera eficiente, con su vista puesta hacia el futuro, dejando la mella precisa para llevar a término su programación.

Cabría ir preguntándonos, si por el camino hemos ido dejando incluso una parte de nuestros valores y principios; si el prisma que hoy estamos sujetando es a resultas de una introducción ajena que es merecedora de ser mantenida o de resguardar.

Es saludable cada cierto tiempo reposicionarse, pues, existen unos lastres evidentes que hay que aprender a distribuir cuando marchamos viajando subidos a nuestro globo. Lastres llenados con diversos materiales, llenados con el grano de lo socio-político, con los granos culturales y educacionales, y con aquellos granos que va recogiendo el propio individuo, (unas veces digeribles y otras sumamente indigestos).

Hay veces que permitimos, y por pasivos o gandules nunca revisamos los estantes de la habitación, y el desorden llega hasta tal extremo que, ya no sabemos donde reposa aquello que necesitamos.

«Lo que nunca podemos permitirnos perder es nuestra voluntad.»

¿Está verdaderamente configurada por nosotros la identidad que decimos tener?

¿Somos un producto elaborado sin autocontrol, o una pieza natural exclusiva, que fue moldeándose con dedicación artesana?

Tantos yo´s pasan estructurados por una base piramidal, (ajenos a su configuración), que es dificultoso encontrar un yo concienzudo, que escalonado progresivamente, fuera bien conocedor de una raíz común, así advirtiendo la presencia de tantos sinónimos. Pero nunca, jamás dejando de lado la lógica y el cuestionamiento implícito en el propio individuo que representamos. Siempre condimentando, dando respuestas excepcionales, al ser nosotros seres, cada uno; únicos, que complacen a la vida con su toque original. 

318-omu G.S. (Bcn-2013)

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s