Tambores atemporales

¿Te acuerdas de ayer?. Cuando podías recorrer las nubes y tomar el arco iris para que te sirviese de mantel. Cuando el mar era una alfombra tanto sobre la que volar como donde caminar. ¿Recuerdas?. Y es que cada sueño era (es) posible. Cada respiro una sonrisa. Y no tenía precio todo lo ofrecido, pues no buscábamos ganar ni existia el ansia de tener y más tener. Hoy es una hora en que la vigilia anda inmersa dentro de mi hombre y retorno al sentimiento hondo de mi niño. Y mi juego despliega amor hacia los cercanos y hasta hacia los desconocidos. Hoy es un instante que padece de la inmortalidad que desconoce la derrota, al reconocer las fuentes que proceden a regar futuros idílicos. Ayer… Cuánta verdad en la frase “el tiempo está sujeto a su esencia de ser totalmente relativo”.

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s