Cual hombre…

Cual hombre fundamentado en sueños.
Cual hombre atrevido
que caza fantasmas y alcanza misterios.
Tal cual hombre dentro del juego —hecho de cal y de arena—
algunas veces opto por saltar
de cabeza y otras a la pata coja.
Cual hombre que enhebra
en busca de la salud y la paz
mientras tienta dónde y separa la niebla.
Cual hombre certero que ahonda
en su verdad de juglar
entregadamente inexperto.
Un experimento hecho de pasos y de luces
de explosiones y de sombras
y de restos de huellas arqueocósmicas.
Tal cual un hombre pragmático…
pero sólo hasta la mitad.
Tal cual un hombre tembloroso
ante la distancia y el frío
que se deshabita de propiedades
para hallar a ese yo inverso
que predica sin jaques ni mates.
Tal cual…
Pluma y lastre:
Vuelo y Pozo
y siempre por siempre novicio
frente a las estaciones y los vientos.
Maestro de…
no dejarme llevar por el mando de planetas
aquejados de la gravedad que cabe en dioses.
Tal cual…
¡Imperfecto!
Mi desnudo suma expresivo
(soy lobo que aulla adentrado en estepa)
¡tanto!… como el canto delicioso,
¡tanto!… como el grito aguerrido;
mi desnudo detesta aquellos mundos
que por miedosos son incapaces de reconocer
la flexibilidad de la verdad;
mundos dedicados a cavar oquedades con sabor a tumba
ante las contraposiciones, los errores y los perdones.
Nunca antes supe descifrar
los enigmas que trascienden
(aunque siempre anduve con las ventanas abiertas en pos de apreciar
lo cuantísimo que se extienden y extienden las formas del horizonte).
Tal cual un hombre que se presta a la enseñanza,
que afirma su inseguridad y sus dudas exento de ira,
que le teme a los precipicios pero que ajusta su vértigo,
que sabe le espera, tras su más que segura caída,
el agua del río o el agua del cielo o el agua del mar.
Tal cual un hombre hecho de cielo y hecho de carne…
Nunca mi carne y mi polvo fueron menos hombre y estrella
que cuándo sometí a los sueños
a la vejez insidiosa y al chirriar de cadenas
desmemoriadas de luz.
¡Mi inocencia vivirá encendida
aún ya traspasada la edad
de los cuerpos celestes
y de los aquí, hoy vivos, cuándo muertos!
Y, digo… ¡tal cual mi hombre!

318-omu G.S (bcn.2021)

¡viva la comunicación!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s