Contradicciones

Hay gente más rara (falsa) que un perro verde… Esos que se llenan la boca de palabras valiosas pero que luego ejecutan interesadamente, sin contemplaciones. Hay gente suficientemente falsa como para vender a su hermano y nunca concederle perdón; como para ajusticiar por la espalda sin que les pesase conciencia ni dolor. Hay gente. ¡Ay! gente… Malditas esencias, malditas figuras que transitan celosas y recelosas, cargadas de envidia, de venganza y de ira. Y, algunas veces, resultan ser esas mismas personas que, señalando a los dirigentes políticos, reclaman reparto equitativo y justicia. Que triste resulta comprobar que esta huella anda cercana a tu vida, o incluso hermanándose, literalmente a uno, dada la misma sangre que concedió gestación y nacer.
Valoro sumamente la entrega y el esfuerzo (quizá por venir de familia humilde… sólo, quizás). Nadie me ha señalado como propicio, ni tampoco enseñado, el ambicionar, el terciar vengativo o mostrarme egoísta, pero ocurre que a otros les sucede aquel desapego, y por añadido aquella falta de empatía, cual convoca a la traición e invoca a la ceguera, o incluso tiene a bien omitir delirios y asesinatos, con tal de proseguir satisfaciendo sus antojos.

¿Somos humanos?… Mal nombre le dieron a nuestra especie, o, tal vez, equivocada está la definición dentro del diccionario.

¡viva la comunicación!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s