Libremente aleatorio

El amor puso una flor

sobre la luna;

no cabe tocar un sueño

sin antes haber prendido

una pizca de ilusión.

**

El hombre funde metales

y excava fosas;

esparce peligro y miedo

porque no aprendió a construir

un edén; puentes seguros.

**

Desborda paz el mirar

de aquellos ojos,

que saben echar un lazo

para unir a las personas

al regalar comprensión.

**

Hay botellas con mensaje,

cuando otras llevan

tan sólo el vidrio empapado

de fracturas etílicas,

de evasión y borracheras.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Acerca de tus puertos y algunas aguas

MARIA GOMEZ

 

Como seda, mis labios,

relamen el caramelo de tus cúspides;

resbalan por un valle afrodisiaco

besando las laderas de tus senos.

 

Como abejas, mis dedos, recolectan el polen;

te aprietan la cintura y tu ombligo circunvalan,

sujetan y descifran tus sinuosas caderas

y se rinden al tacto de tus nalgas,

antes de visitar la humedad de aquel cielo

que tu suave entrepierna bien resguarda.

Un cielo que a su vez es voraz puerto

donde, seguro, mi mástil atraca.

 

Bajo tu pubis se recoge una perla ya erizada,

cual reclama que mi boca, con su lengua sea habla.

Que mis manos, suave, la toquen,

y que el genio también la frote;

como Aladino hizo a la lámpara.

 

Centinelas de tu hambre

ahora bien se posicionan,

justamente se amaneran

los mayores y menores;

como un fino cortinaje

que cuida y también protege

la ricura de un lenguaje

rebosante de presente:

El saber de un digno pozo,

la frescura de una fuente,

que plagada de futuro,

manteniendo su atractivo,

igual riega nuevas sílabas

que vuelca onomatopeyas,

desde antiguo y con sentido.

 

Existe acomodado tanto placer

entre esos blandos pliegues que resguardan

el fulgor de una joya y mil tesoros:

Tu excelso cielo frutal.

Un abismo que incita a volar.

Y una pecaminosa tentación;

terrenal y divina.

 

Rincón cual, avivado con suma suavidad,

ya exorcizado de su aburrimiento

y de su sequedad,

ya excomulgado de su soso tedio;

ofrece sus delicias y antojos,

y entre espasmos eléctricos

vierte los jugos desde los adentros.

 

Así quedando; las aristas; romas,

(relajados los músculos),

y puntiagudas dagas o afilados cuchillos,

(nervios, tensión pasada),

por lisas o pulidos,

tan mancas de poderse hincar,

o tan inmensamente inútiles de sesgar,

que hasta el delgado papel se ríe de su corte.

 

318-omu G.S. (Bcn-2013)

VINILO ESCLATAN

 

 

 

EL DEPORTE COMO FORMACION

En cualquier lugar del mundo se practica el deporte de grupo. Los chavales alegremente vacian su vitalidad dandole a una pelota, nadando, corriendo y saltando, de cien maneras diferentes. Es algo que les suele ser grato de hacer y practicar. Se unen para marcar un gol, nadar mejor o correr mas rapido. Son
seres que se estan formando; y como tales estan recibiendo informacion de como debe ser su aptitud; y su comportamiento.
Por eso, porque son esos pequeñajos los que mañana conformaran nuestra sociedad en todos sus ambitos; y siendo un aspecto de sus vidas que les satisface estan mas abiertos y receptivos que nunca.
Seran los albañiles, banqueros, economistas, arquitectos o barrenderos de un mañana muy cercano, conformaran el eje, con las espirales que entiendan correspondan en la sociedad.
El estar atentos, muy atentos, a como se les dirije en estas, sus apetecidas actividades, convergera en una mayor fluidez en todos sus facetas humanas, retribuira en que se fomente un mayor entendimiento entre seres, que hagan lo que hagan en cuanto a profesion, igualmente importante sea cual sea su
actividad, esta atencion que les damos, contribuira para un mas correcto funcionamiento en el planeta.
El afan de superacion es importante, nos permite llegar mas alla de donde estamos, pero no tiene porque estar sujeto a un excesivo espiritu de competitividad, el cual de manera consciente o subconsciente se inculca.
Estaria bien, que quien dedica tiempo en el entrenamiento de nuestros chavales tuviese tambien, aparte de sus capacidades deportivas, ese punto de psicologia
pedagogica para poder asi mejorar los matices del interior de esos pequeños seres.
Facilmente, un adulto que este atento, advierte las necesidades y carencias que tienen nuestros menores. Con dedicacion se podria constituir una porcion de coherencia en las acciones de ellos, haciendo que esa humana coherencia estuviese mas tarde en el desenvolverse de sus vidas, para con todo el resto,
para con los demas.
Los chiquillos son como cd,s virgenes a los cuales se les incorporan datos, ellos no se dan cuenta ni son todavia capaces de dilucidar si estos datos son validos o no, si estan dentro de unos valores que desean tener o si no lo estan. Los chavales son como esponjas, bien se dice, se empapan de todo aquello que hay
en su entorno, de lo que sabiamente alimenta y de lo que destruye, de todo. No estan entonces capaces de determinar lo que corresponde, repiten en gestos y con palabras lo que escuchan, oyen y ven. Son grandes estudiantes y no se hasta que punto somos conscientes sus mayores, que ejercemos de continuo de
maestros. Suelen copiar lo que registran.
El deporte de grupo no es tan solo propinarle cuatro patadas a un balon, ni competir en pos de una marca, ni ganar medallas ni honores. Es y podria ser el encuentro con uno mismo y con todo el resto. Una muestra como fundamento para que emergiera una maquinaria capaz de construir lo mejor.
                     banderas