El sabor de los invisibles


“Pisé el edén
después de contemplar embelesado
ambas caras de la luna…
Su rostro oculto también resulto
tan inspirador como fantástico.”

**

Hay realidades que acontecen
traspasado el umbral del dulce sueño,
de la consoladora ilusión
o de la fantasía virtuosa.
(Incesante, faena el universo
intentando situar
lo que debe donde corresponde).

Soñar es de valientes
y si escogemos cerrar los ojos
no solamente seremos ciegos…
también quedaremos retratados
como sonámbulos transeúntes
que menosprecian su travesía,
como viajeros que se achicaron
afirmando ser cobardes o necios.

Los soñadores más empedernidos
fueron primero tachados de locos,
antes de relatarse como grande
su impresionante ingenio.
Llenándose la tierra y tantos libros
de una gracia que se alza evolutiva,
que desprendida desde sus ideas
apareció como un manto de sueños
que abrigándonos con letras mayúsculas
brindó el paso a un amanecer plagado
de exquisitos inventos.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

 

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s