Corazón, mente y unas manos

ALFARER
Los hombres y su bondad, (originaria).
Los hombres y su maldad, (arcaica).
Sólo un huevo y la eclosión. (En un principio, la nada, no quiso dañarse a si misma; luego conmino, como hacen sobre una senda, las bifurcaciones).
… Y junto a esta dualidad, (bondad y maldad), una actualidad repleta de contrapuestos en que se suceden las combinaciones y alternancias.
Los hombres nos contradecimos, padecemos de una esquizofrenia disfrazada de normalidad, (las pautas vienen determinadas por unas reglas de comportamiento).
La contradicción vive constantemente cuando se sopesan las palabras y las acciones. Tanta es, aquí, la contradicción existente, que para los hombres comporta un estado de desequilibrio insalubre.
El desequilibrio, a su vez, acarrea una locura de sistema mundial que construye una sociedad repleta de minorías, llena de barreras y separaciones; los hombres hacemos y, al hacer, nos jactamos de saber usar la racionalidad mientras muchísimos elementos valiosos destruimos.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s