Retales humedecidos (II)


Te imaginaba húmeda, como los cristales de las ventanas de una habitación, tras, de un invierno, su madrugada.
Quería saber. Quería lamer y sorber cualquiera de los recipientes en que se hallara tu humedad.
Soy adicto de esa sed que ya consigue hacerme sentir cuando imagino.
Admite que al ser así el tacto se extralimita, tanto, que puedo palpar el placer que regala tu cuerpo sin ni tan siquiera llegar a rozarte.

-Prosigo, también, disfrutando de esta vida al anticiparme-

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s