Hondo

Porque somos y fuimos fieles al lenguaje fresco del corazón, nos demostramos fuertes frente a desiertos, guerras y naufragios. Domesticamos la ira. Doblegamos al egoísmo y amansamos venganzas. Donde habitaban arbustos secos surgen los verdes mediando ramas que al poco florecen. Surge, clara, y como espejo corretea el agua, allí donde hubo grietas a causa de la sed.

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s