Te esperaré… (Apuntes de amor XXIX)

Te esperaré
transparente y liviano.
Donde los vacíos perecen.
Donde siendo eximidos de nudos y preguntas
comprendemos
que la voracidad de la vida nos engulle
sólo para reinventarse y actualizada parirnos
junto a una realidad perpetrada
por las que eran nuestras ilusiones imposibles

Allí; te esperaré.
Donde a todas las presencias invisibles
se les caen los velos
y queda ridiculizado el valor de la materia.
Ante un compendio irresistible de pedacitos de nada
que consiguieron ser contundentes y conquistaron el verbo.
E hinchan e hinchan, audazmente, una burbuja,
para que nos sorprendan otras atracciones
adheridas al estallido de nuevos mundos.

Mezclado
¡contigo, contigo y contigo!.
Alejado del sentido agresivo y abrupto y corrupto de la soledad
del hoy distante de mi individuo… te esperaré.
Amalgamado
con las ocurrencias más elementales
y bellas, por simples, de la naturaleza.

Irás e iré.
Te esperaré para gozar de tu conjunto,
para ser TÚ.

318-omu G.S. (bcn. 2016)

Sarmiento (apuntes de amor XXVI)

Ser ciego.
Negar
que tu cuerpo es capaz de borrar
la prisión de una mente.
Al vocalizar un torrente sensitivo
recubierto de tacto,
con las notas suficientes
para viajar unido a su sonido
hasta la luz inmortal.

Abandonar la ceguera.
Afirmar
que hay lugares envidiables y asombrosos
adonde los pies jamás nos podrán acercar.

Alcanzar la lucidez.
Confirmar
que tu eres un gran seno.
Misiva placentera.
Torbellino que gira y gira
y avanza irrefrenable versionando futuro.
Rompiendo distancias
a la vez que desmantela fronteras.
Ensalzando novedosos espacios
en cuales caben el batir de las alas
junto al marchar de las piernas.

Sobrepasar la fe.
Constatar
que somos una apuesta del líquido
logrando equilibrar
aquella que es nuestra única verdad.
Somos
cómplices de una hora
sentimientos
agua de minutos.

Reconocerte complaciente.
Comprender
que tu cuerpo habla tanto como aliento.
Doma miserables e inútiles recuerdos
¡ celebrando mi hoy !
el saber que los grilletes están atenazando
la razón infructuosa y rectilínea
y anegando a la jaqueca cuándo memoria
para que mi fantasía sea coronada con olvido
y levite liviana.

Tú.
Yo:
Adentro.
Y entonces…
lo demás sobra.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Perfume vital (R)

«embassament de Cavallers (Lleida)»

«embassament de Cavallers (Lleida)»

Plácidamente complacido,
recostado a tu vera apaciguo mis entrañas.
Recojo a tu lado y con ganas la lumbre
y prendado me rindo
ante la mucha bondad y belleza que tiene esta vida.
Retozo, impregnado por tantas caricias
volcadas por tu pulmón, vital y fresado;
y es que sirve de barandilla y de senda
tu aletear fantástico,
ceñido, simplemente, al ser de mariposa.

A tu lado sopeso el vigor del incesante tránsito,
el peso de la luz y el valor de la oscuridad.
Observo minerales y fósiles
y despertares y entierros.
Sumergido en los reflejos cabidos
en pozos y lagos musicales,
tuerzo por laberintos e indago la salida
pasando por complicadas grutas
y estando dentro de angostas cuevas.

Gira y gira mi mente, el pensar es oculista
que combina los números, símbolos y letras,
con las vueltas artísticas de preciadas vetas.
Admiro el descaro de la vida, sus encantos,
los mágicas y hechizantes formas
que anidan en la combinativa existencia.

Hueles a prado,
a oso y panal,
a baya y miel,
a musgo húmedo
y a bosque de aire.
Eres un soplo,
quitas ahogos,
contigo aprendo
tiento y respiro;
gracia posees. Sigue leyendo

Apuntes de amor XXIII

Parc nacional d'Aigüestortes (Lleida)

« Parc nacional d’Aigüestortes (Lleida) »

Relato, cuento o poema,
trazas dentro de mí siendo inspiración.
De esta evidencia magnífica
¡chistera habladora!.
Cuerpo compensado.
Comodín, serpentino,
liebre o paloma.
Esperanza y humor
devastando el desgaste.
Pasos incansables.
Tactos descifrados.
Nado reversible
y plácido vuelo,
pero, sobre todo… punto álgido;
un corazón sensitivo
que adosado a las respuestas
venera la transformación.

Eres llave maestra capaz de situar
un gran sol en el centro del hogar,
y acertar un par de pies sobre la senda.
Eludes cualquier afirmación
que contenga sones vetustos.
Mides los vacíos a la perfección,
y lo mejor sucede a resultas de que…
sabes llenarlos.

Expones la cara oculta valedora,
frenando los automatismos
que confirman como irremediable
el cansancio y la vejez.
Alisas y prolongas mi mañana
hasta demostrar
que la vitalidad y el esplendor
no tienen precio.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Apuntes de amor (XIX)

mirall naturalDesmontamos ciudades
que nos fueron impuestas.
Desguazamos motores
y desterramos toda mecánica.
Desmantelamos construcciones opacas
que nos restaban panorámica y luz.

Coincidimos en entregarnos al punto intermedio,
donde converge tu afirmación con mi negación.
Renunciamos a códigos y clasificaciones que encorseten.
¡Aceptamos el reto!
recorrer juntos:
Estepas de cielo abierto.
Lenguajes selváticos.
Laberintos y cavernas.
Latitudes blanqueadas
así como las pérfidas.
Hemisferios de lava y de hielo,
de mases y menos,
de caras y cruz.
Acordamos repasar -una y otra vez-
los tantísimos lados salvajes,
que desnudan o disfrazan o travisten
cualquier relación humana;
repasar y repasar
hasta que inventemos o encontrar,
sus islas paradisiacas,
sus ángeles y demonios,
sus dioses y vírgenes.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Recolecta de ahoras

matercreativitatAconsejado por ti
-sacerdotisa.
Muelle sensorial que impulsa.
Genio con cuerpo de mujer
y rostro de niña-
bebo del néctar de amantes
y reparto cojines por todas las estancias;
al son de este tic-tac y al compás de tus manillas,
vivo un ahora repleto de mañanas,
no tengo nada por recortarle a nuestros instantes.

Catapultándonos desde un trampolín
de color sangre y salto de corazón,
silbamos pareja y sumamos conjunto.
El antes;
con sus respectivas ambivalencias y magias
-negra y blanca-
con sus ruidos, disparos y embrujos,
es y vale como digno aprendizaje,
para saber acerca de ingestas y descartes
y adelantar casillas.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Sin intermedios

Boca a boca.
Nudo eficaz y limpio
uniendo cabos sueltos.
Resta de palabras
y aceleración locuaz
hasta el desenfreno.sin intermedios

Sexo liberador
que posa sobre mi madurez
un tono de frescura.
Diálogo y compás
sujeto a la base de cuerpos.
Satisfacción
que resarce con dosis de jovialidad,
renovando mi energía mientras abre
un cofre de remedios.

Pedí… y tengo proximidad.
Al probar exquisitos bocados de tu día
desentendido de prisas,
colmo mi hambre…
la de por fuera y la de mis adentros.

318-omu G.S. (bcn. 2015)