ENCUENTROS

 
 
Sobre el taburete giraba él con un botellin de cerveza en la mano. Sus pantalones de hilo color ocre y con piernas de pitillo finalizadas en cremallera servian para enmarcar una esbelta figura. Dejando el botellin sobre la barra, saco de una caja las fichas de dómino, y empezo a construir una columna con base de a seis, y que se iba reduciendo a medida que se alzaba. Un piso, dos pisos…tres pisos…cuatro pisos…cinco pisos…y entonces se derrumbo aquella torre, todas cayeron repartidas por la barra, en el fregadero, desparramadas por el suelo. Lanzo un rotundo…
-me cago en la ostia!_e inicio un monólogo consigo mismo, como preso por una abducción reflexiva la cual brotaba rabiosamente mientras recogía las fichas a medida que las iba colocando en su caja.
-de qué me sirve ser arquitecto si mi vida por momentos se desmorona, de qué me sirve tanto estudio y aprendizaje si tan siquiera sé estructurar debidamente los fundamentos de mi vida.
Aplastó con empeño dentro del cenicero el cigarrillo que tenía pegado en sus labios algo resecos, sus labios ventosearon en el retirar del cigarrillo. Resopló de tal manera al hablar que hasta llegó a alcanzar mi cuello el calor de su aliento, olía agradable el tipo, olía a buena colonia. Sus manos denotaban el esmero con las que las cuidaba, y también lo poco a que las forzaba a duras tareas. Frotándose la cabeza se giró hacia mi, y mirándome a los ojos me dijo…
-lo dificil que resulta construir algo que merezca la pena que perdure, y lo fácil y rápido que se puede destruir. No somos conscientes de hasta que punto disponemos de armas con las que agredir nuestra vida y la de los demás convirtiéndolas en un desastre, ni tampoco vemos dándoles la suficiente importancia a esas maravillosas herramientas con las que podríamos cuidar el jardín de que disponemos.
Mira que esta de veces escrito…ángeles y demonios…salud y enfermedad…luz y oscuridad.
Taconeo con ganas el suelo ya gastado de terrazo, cerca de sesenta años llevaba ese local funcionando, y pidiendo otro botellín se lo bebió de un solo trago. Murmulló primero para luego proseguir…
-vaya animal más demoniaco que llevo dentro, parece que no esté o que se haya quedado dormido, y cuando menos te lo esperas…zas!…te pega un zarpazo de cojones haciéndote la vida jirones, se lía a puntapies con todo.
Tras él, en el fondo del local, con un divertido vestido de punto verde, sin mangas, y unas divertidas medias rayadas en colores muy llamativos estaba Elena.
Pasaba su mano derecha por la pierna mientras hablaba por télefono, me dio la sensación de que deseaba ser acariciada por la persona con la que hablaba. Tanto su rostro como su voz reflejaban una mezcla de excitación y de voluntad de seducción que atravesaba a quién la escuchaba o la mirara.
Guardando el teléfono en su pequeño bolso, se acercó hasta la barra y sentando su mano sobre mi cabeza, al girarme para ver quién era, me guiñó uno de sus almendrados azules ojos.
-durar no sé lo que durará_me dijo_pero que bien me siento dejándome llevar por los caminos tan atrayentes del amor…que buenísimas son estas cosquillitas que siento…este Jaime me tiene pilladisíma.
-o sea que no se trata solo, como otras veces, de pillar cacho Elena_le dije riendo
-pero que dices…deja…deja…pa una vez que me doy cuenta de lo grande que uno puede sentirse al encontrar muchos detalles junto a otro que antes ni por asomo veias, detalles que te llenan haciéndote sentir tan estupendamente bien.
-como han cambiado las cosas muchacha, del pasar de compromisos a vestirnos todos para celebrar tu próxima boda.
Noté una mano apretando mi hombro, y cual fue mi alegría cuando al volverme vi al "brother" David. Se había dejado crecer la perilla y el pelo, lo tenía recogido por una trenza. Esto le daba un cierto "look" a mosquetero, un mosquetero fuera de tareas y servicios eso si, pues llevaba unos ojos que contaban sin remilgos lo a gusto que iba.
-hombre!, cuánto tiempo sin verte por aquí
-he estado liadísimo Pedro, con esto de mi separación, y el buscarme un rinconcito para apalancarme. No veas la de cuchitriles que he tenido que ver, y a qué precio!. Una pasada el desmadre del sector inmobiliario, lo que se ha llegado a consentir.
-si, si, ¿a la hora de permitir marcar los precios de la vivienda te refieres?. Nunca tienen en cuenta la de cantidad de mileuristas que somos, estos se creen que con mil euros se pueden hacer maravillas, y menos como te pasa a ti, que tienes que pasarle a Maite una pensión para tu hijo
-ya te digo…luego diran y se quejan de que este pais sea el estandarte de la picaresca, si no nos dejan otra opción que la de inventarnoslas para tirar adelante
-¿sabes?, mira que no soy amigo de ir controlando los gastos, me asfixia el tener que hacerlo, pero el otro día me dió el punto de ir sumando esas pequeñas cosas, esas necesidades de las que por mucho que se quiera no se puede prescindir de ellas, y no veas!, te das cuenta que a uno solo, sin tener una complicidad económica con nadie, con mil euros no da ni para pipas vaya, no te da ni para el alquiler y los gastos del piso. Es una vergüenza la miseria que se permite de pagarle a un currante al precio que esta todo.
Fijate que cada año el I.P.C sube en algunos productos muy básicos de un 6 a un 12%, y a nosotros con un 2 o 3% racanillo de incremento todavia les tenemos que dar las gracias y que nos oigan decir lo bien que se enrollan. Como no se va a devaluar constantemente el poder adquisitivo de un trabajador de a pie, como no vamos a ir cada vez mas de culo para pagar gastos y tirar adelante.
-hace tiempo que me plantee  como única forma viable de tirar adelante la de compartir los espacios, volver a potenciar el asunto de las comunas, pero de una forma racional, sin extremismos, intentarlo con gente con la que tiene afinidades y creas te puedas sentir bien. Este sistema capitalista esta mas que cuestionado, y podria ser ya el momento de replanteralo, que no eliminarlo pues como cualquier sistema economico y social puede y tiene sus cosas buenas. ¿entiendes lo que te cuento?…remodelar este capitalismo para que nos beneficie a todos y no solo a unos pocos.
__________________________
David era un tipo bastante extrovertido, nos conociamos desde niños, le costaba muy poco entablar conversación con cualquier persona allá donde fuere. Habíamos vivido cantidad de historias gracias a las cuales nos conocíamos mutuamente, si bien es verdad que no conoces nunca a nadie totalmente. Incluso en esa parte que uno suele guardar en su interior sabíamos bastante el uno del otro.
Había un vinculo muy especial entre nosotros, podíamos estar meses sin vernos pero al encontrarnos parecía que nos hubiesemos visto ayer, era prácticamente mi hermano, mi hermano de calle, como se diría "para lo que hiciera falta".
Él habia hecho un esfuerzo para cambiar su ritmo de vida, pasó más de una década entre trapicheos y fiesta. Sus valores de niño los cambió temporalmente por una mezcla de deshumanidad, vanidad y prepotencia, pero era buena gente y supo corregirse, rectificar. Tuvo ese "lapsus" en que cualquiera puede extraviarse al ser absorvido por unas locas ganas de autosatisfacerse. Ese cámbio para bien en su vida, la reconducción se produjo al conocer a Maite, la que fue su mujer y es madre de su único hijo. Maite, una mujer igual de atractiva como de divertida y responsable. Rubia, de un rubio paja que junto a sus enormes ojos azul turquesa le otorgaban a su rostro una mezcla de frivolidad y de pasión que la hacian resultara excitante.
Pienso que el enganche de él hacia ella fué debido a lo distanciada que la advertia en un principio, esto para él se convirtió casi en un reto. Cuando coincidian en algún local o en casa de un amigo en común, David procuraba buscarla para descubrir dónde tenía su punto más débil en lo que respectaba al amor, iba preguntando acerca de ella a quienes sabía la conocian más, su interés era mayúsculo y acentuado.
Maite no era para nada una chica fácil, solía dar calabazas a la mayoría, y ofrecerse por entero a muy pocos, es por esto que pienso que David se sintió tan fuertemente atraído por ella, porque como se diría era un hueso dificil de roer.
Así de igual manera, ella, ante ese opuesto suyo que era David se sintió también hechizada. Su mala vida para nada responsable, cargada de aventuras con riesgo, ese pasar suyo de las apariencias y de una imagen, y una naturalidad hasta ridícula algunas veces que resultaba de lo mas simpática, esas fueron las razones que creía yo, los unió en ese camino por el que hasta hacía poco habian estado paseando juntos.
Ambos sacaron un saludable partido de lo recorrido, experimentaron y descubrieron nuevas maneras de disfrutar una vida, abanderaron una fusión basada en el entendimiento, la comprensión y el buen rollo, mostrando a su entorno el que era posible rehabilitar valores y conjuntar objetivos, que no era imposible por muy cercano o lejano que a uno le pareciese que el otro podía estar. Pero como la mayoría de las relaciones, en su evolución cada uno de los dos requirió de nuevas metas, de nuevas conquistas, y su camino de alguna manera, en algunos aspectos se separó.
_____________________________
Nos interrumpió de la conversación el arquitecto de marras. Se acercó hasta donde nos encontrabamos David y yo, y le dijo a Felipe_el camarero del "Hypos"…
-pónles lo que quieran tomar_señalándonos a nosotros_que por lo menos alguien guarde un grato recuerdo de mi hoy.
David se levantó del taburete en el que estaba sentado y mirándole un poco por encima como estudiándole preguntó…
-¿te conozco de algo?
-que yo recuerde no, pero acepta mi invitación por favor
-y entonces lo de esta invitación_prosiguio David
-no más que si he de serte sincero…me siento algo solo hoy….solo y triste
-entonces que decirte más que queda aceptada tu invitación, y únete a la conversación…si en algo te podemos servir aquí nos tienes
-claro que si!_dije_este es mi "brother"…en definitiva todos navegamos sobre el mismo barco aún con diferentes velas, y tarde o temprano pasamos por popa, proa, por estribor, por babor…y ahora estamos juntos en las bodegas que leche!
Dándome una fuerte palmada en la espalda que hasta me desequilibró por un momento David nos presentó…
-yo David, él Pedro. ¿se puede saber qué es lo que te preocupa?…y a todo esto ¿cómo te llaman a ti?
-Emilio, Fresh para los amigos. Eso me viene por un enorme fresón que tengo en la espalda desde que nací, sobre este omoplato lo tengo_se señaló su lado izquierdo_, como una mano entera de grande y de un rosadito muy rosadito, tentador, como para comérselo. Me puso este apodo "la mima" cuando eramos unos chiquillos, anda que no era nadie la mima, lástima que se la llevara la bestia esa del sida, cantaba como nadie, que luz tenia la niña, pa ponerte los pelos de punta, cantaba y taconeaba dando palmas a la vez, era una artista.
Aparecio por detras de David la Elena que interrumpiendo a Fresh se puso a cantar…
……de las penas el amor saca amables sonrisas…..y del viento una flooooor….rescató la verdad de su vida…..
……péeetalooooo…tú que das el amor que vendrá…..péeetalooooo marchito….hasta……hasta recuerdaaas al amor que acuchillando se fue…..aqueeeel que no hay que recordaaaar……
-anda la Elena, cómo se suelta por bulerias!_apostilló David al tiempo que se mesaba la perilla y hacía un bailaor vaivén con su cabeza.
_____________________________
La voz de Elena parecía salir de un rebotar desde muy adentro, intensa de graves sonaba sumamente nítida. Elena había estudiado varios años música en el conservatorio antigüo del barrio de tres piedras, el que se encontraba situado dentro de los "jardines de jazmín". Un lugar idoneo en el que tanto podías ir a recostarte sobre el cesped como a relajarte con veinte minutos de lectura o hacerte unas tapitas al mediodia en el bar del Bruno, al cual nunca le importaba entretenerse en buscarte alguna de las melodías que le pudieras pedir, le agradaba acompañar su jornada laboral de buena música, fuera del género que fuera, Bruno sabía apreciar los instrumentos y las diferentes melodías.
Los jardines del jazmín, daban a bruno la ocasión de aromatizar algunas de sus bebidas con las flores que en él se encontraban. Esa flor de jazmín que dejaba impregnada la ropa con su olor,  en las estaciones en las que alegremente decidía florecer.
Conocido y apreciado ya con más de un siglo de historia jazmines, como así se le llamaba a los jardines por la gente del lugar, debía su configuración como parque al diseño que realizó el arquitecto don Ginés del Castillo, que basaba su concepto de diseño y arquitectura en una fusión de estilos y culturas, era un perfecto estudioso ese don Ginés.
Repartió diferentes ambientes a lo largo y ancho de las cuatro hectáreas de las que constaban los jardines, y al pasear por él podías tener hasta la sensación de transportarte a diferentes épocas, a diversos puntos del planeta.
Igual podías estar bajo una pérgola de estilo greco/romano, como hallarte bajo unos arcos y capiteles de lo mas arabescos. Esa mezcla de naturaleza y arquitectura en el deambular por jazmines permitía el no llegar nunca a un estado de soledad absoluta, en el pasear te sentías acompañado.
Así mismo la vegetación acorde a cada uno de los ambientes arquitectónicos hablaba con su timbre particular. Esa vegetación que en las verbenas de sant Joan nos ayudaba a esconder los muebles y la leña que ibamos ido recogiendo durante las semanas previas a esa noche, y que temíamos nos confiscaran, pues en más de una ocasión nos habia ocurrido con decepción su retirada por parte de la policía municipal del distrito por su temor a que con el fuego hicieramos algún estropicio.
De los pinos, robles y cedros de un clima templado cruzando un estrecho y largo puentecillo estremadamente cóncavo a disfrutar de multitud de palmeras con sus palmas vayendo como originales rastas en cabellos jamaicanos. Palmeras, las cuales envolviéndo un bello lago otorgaban un paradisiaco oasis de sonido, luz y color. Eso si a su alrededor, don Ginés habia dejado una parcela que solo constaba de rocas de arenisca, y una arena tan fina como la de un desierto formando dunas y más dunas. Así, en este microdesierto de jazmines podías darte un buen paseo que masajease las plantas de tus pies procurando buena ayuda para recuperarte de lesiones musculares y óseas e igualmente mejorar el aspecto en lo cardiovascular.
Prosiguiendo el recorrido pasabas al opuesto de este entorno desértico. Varias cascadas de agua caian desde veinticinco metros de altura, y formaban un estanque que dejaba correr sus aguas abajo por la ladera que daba el desnivel de la zona en que estaba situado, arrastrando hebras, musgo enredado entre las piedras , y algún arbusto seco caido desde lo alto del frondoso paisaje.
Al poco de caminar por este paraje, notabas te penetraba la humedad acumulada en el ambiente, te penetraba el abrazarte de las hojas, ramas, piedras, aves e insectos que se infiltraba por cada uno de los poros de la piel de quien pasease. Hebras, troncos y hojas entrelazadas convirtiendo sus rincones en posibles refugios.
Un agua rezumando por las paredes basalticas que circundaban cada una de las cascadas.
Todo el agua de los jardines seguia un repetido circuito que mediante ruedas de arrastre, aspas posicionadas horizontal y verticalmente, y sofisticados engranajes acumulaban, arrastraban, y levantaban las aguas por su recorrido.
El aprovechamiento de los elementos era una prioridad fundamental en el llevar a cabo las obras de don ginés, e igualmente con el paso de los años se fueron aplicando las diversas energias alternativas y renovables que se fueron descubriendo, tales como la eólica para la mejorica de lo mecánico, y la solar dando la electricidad en la mayoria del parque.
El recorrido total por el sendero que recorría los jazmines era aproximadamente de unos ocho kilómetros, y cada uno de los diferentes espacios rodeaba el claustroconservatorio, el cual edificado en un estilo próximo a lo gótico en su principal, desprendía por cada una de sus cinco alas unas impresionantes columnatas que sobrepasaban sus primeras la máxima altura del edificio, y que escalonadamente, de una manera progresiva iban descendiendo hasta encontrarse en su finalizar con una enorme fuente presidiada en su cabezal por esculturas que mostraban grupos de animales tales como osos, pingüinos, tigres y serpientes entre otros. Si se observaba su talla se podía apercibír lo esmerado del trabajo y la multitud de delicados repiqueteos con las que habían sido esculpidas cada una de las figuras.
Las columnas grabadas con símbolos y siluetas humanas, estaban impregnadas de una elegancia sublime, estando esbeltamente erguidas, sumamente estilizadas. Asomaban a los ojos de quien las mirara como guardianes de una joya, de un tesoro, el conservatorio.
Impresionaban los enormes ventanales superiores del edificio, que con más de quince metros de diametro, y una enorme circunferencia como estructura principal y figura central dejaba partir siete puntas que a su vez terminaban en unos acristalados y granatosos óvalos que apreciaban como escupidos por la fachada.
Si proseguías con el paseo por los jardines, al pasar ese ambiente selvático, aparecía una extensa área cubierta por un hermoso prado, pigmentado en la primavera y en el inicio del verano con el amarillo, rojo, fucsia y morado de las flores que crecían amablemente salpicando su verde.
Cada vez que se paseaba por los jazmines se descubrían nuevos detalles que respondían a las ganas que se tenía por volver a pasear por él.
El nombre de los jardines le venía dado por la mujer que según el arquitecto y diseñador, por diferentes entrevistas de la época, había orientado e inspirado su imaginación a la hora de diseñarlo. Jazmín Cruz del Remedio, era una mujer de clase más que humilde, de la que estuvo enamorado, y con la cual tuvo una relación de siete años que terminó al fallecer ella después de una mortal y sufrida enfermedad.
_________________________________
-bueno, visto que ya somos cuatro, y me parece que es un número perfecto para compartir cena. ¿qué os parece ir a "la garza roja" a comer un poquillo?
-por mi fantástico_comentó Elena mientras miraba a Fresh como preguntándole su nombre.
Me decidi a resolver la cuestión con un…
-ella es Elena. Elena, su nombre es Fresh, al tiempo que David intervino aceptando también la propuesta
-como me estais liando camarones, y lo que me gusta dejarme convencer para esto. Sino fuera por estos ratitos que sería de la espontaneidad de la vida, de lo que surge sin prepararse, sin previo aviso. Pienso que se me han presentando mis mejores momentos en el dejarme llevar por situaciones como esta, a las cuales nunca he querido cerrarle la puerta.
-di que si, que yo pienso lo mismo_interrumpió Fresh tras besar las mejillas de Elena.
-así a un chino_comente_ ¿estáis de acuerdo con la idea?_los tres sonrieron. David hurgó en uno de entre los muchos bolsillos de su pantalon, y sacando un billete de cincuenta preguntó…
-¿dime que se te debe Felipe?
 
             
 
                   
Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s