Tan…

cami d la primavera

 

Tan fenomenal como relajar una boca tensa

y convertirla en convexa al hacerla reír.

O, tan maravilloso; como a una mirada desafiante,

extremadamente punzante,

convertirla en roma, en amigable,

al indicarle un rincón de esparcimiento

donde respirar despreocupada y solazarse.

 

Tan perjudicial como invocar al sufrimiento y al llanto;

como plañir quebrándonos absorbidos por el desencanto.

Así, hasta terminar; muertos,

todos ahogados,

sin haber hallado la solución, una manera;

el salvavidas donde encontrarnos.

 

Tan sencillo como contemplar los rostros cambiantes del cielo

recostados sobre una hamaca.

Y penetrados por el azul,

(azul tiznado con novedosos y relucientes pensamientos),

bebernos la luz de la constelación más alejada.

 camps i rentadors 

Tan complicado como frenar el mal genio

ante las contrariedades que existen en cualquier discusión.

Tan fácil como corregir esta tendencia,

este disgusto, esta malformación…

y hallar la serenidad al quedarnos felizmente callados.

(Lejos de renunciar a nada,

a la espera de acertar el instante preciso

para juntos abrazar al entendimiento).

 

Tan simple y enriquecedor como flotar dentro de la mar

mineralizada.

Diluirnos en la líquida flotabilidad y encresparnos siendo una ola.

Sabernos una insignificante pero magnífica gota,

cual remoja un poco más,

a esa seca arena que esperaba en la playa.

 rentadors (21)

Tan dificultoso y poco probable;

como saber quién es quién en un baile de máscaras.

 

Tan eficaz; como intuir, adivinar, por un sentido inmortal

que con el raciocinio nunca danza.

 

Tan improbable; como no darse de bruces,

cuando se juega a pillar, (sin pausa y con prisas),

en un laberinto dibujado con espejos.

 

Tan prodigioso; como encontrar oxígeno limpio

si habitáramos dentro de un tubo de escape.

 

Tan complejo es: hallándonos en este sistema,

desentendernos de la competitividad y el consumo,

ser altruistas y empáticos.

 

Tan llano y explícito como un guiño insinuante y espontáneo.

O, como un beso lleno de cariño,

ya fuera de recibimiento o despedida.com una gota de cel

 

Tan retorcido como comer,

con las manos atadas o con la boca cosida.

 

Tan surrealista como desnudarse

cuando a uno ya no le arropa nada,

pues, viste desnudez y transpira transparencia,

al descubrir esparcido a su yo cuando anda.

 

318-omu G.S. (Bcn-2013)

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s