cojí amorós… y es que me di cuenta de cuanto y cuanto amaba a los míos al hacer cada una de las camas de mi casa.

Recogiendo pequeños pedacitos cotidianos reconozco, de entre las esencias, la más grande.

Las voces de lo sencillo (I)

Anuncios

¡ viva la comunicación !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s