On ? / ¿ Dónde ?

a on

» Qui la comptés posant-li principi i final,
i escurçant la realitat
afirmés la tangible com única,
la lligaria als pols afegint cadenats,
així negant-li les anotacions que sosté la imaginació
quan s’arrapa a la vida anomenant-se fantasia.
D’entre tants de possibles,
viurà un matí i una tarda i un vespre curt
amb el cap i els peus ben lligats,
tan sols un dia farcit de moltes mesures.»

***
Palpar l’avui consistent
però quedar-me dubtós,
preguntant-me i sense saber,
si el meu existir tan sols
passa per un trosset de vida,
o visc com a part d’un somni
compost des de la il·lusió,
sent cos i esperit
disposant d’espais,
gaudint d’episodis variats
i de mons paral·lels
que mai s’esgoten.

No se, de cert,
si els meus instants en aquí
són glops imaginats
des d’algun altre racó de l’univers,
i el meu cos només arriba a ser;
reflex: passos desitjats,
una imatge trobant-se i coneixent
o potser escapant-se i fugint
d’altres realitats que el persegueixen,
d’un existir que, quedant enllà,
encara resulta més pesat,
més tangible i més entallat
que aquest que ara mateix
els meus pulmons respiren
i la meva energia sospesa.

318-omu G.S. (bcn-2015)
_________
(castellano)

«Quién la contara poniéndole principio y final,
y acortando la realidad
afirmara la tangible como única,
la ligaría al polvo añadiendo candados,
así negándole las anotaciones que sostiene la imaginación
cuando se aferra a la vida denominándose fantasía.
De entre tantos de posibles,
vivirá una mañana y una tarde y un anochecer corto
con la cabeza y los pies bien atados,
tan sólo un día relleno de muchas medidas.»

***
Palpar el hoy consistente
pero quedarme dudoso,
preguntándome y sin saber,
si mi existir tan sólo
pasa por un trocito de vida,
o vivo como parte de un sueño
compuesto desde la ilusión,
siendo cuerpo y espíritu
disponiendo de espacios,
disfrutando de episodios variados
y de mundos paralelos
que nunca se agotan.

No sé, de cierto,
si mis instantes aquí
son tragos imaginados
desde alguno otro rincón del universo,
y mi cuerpo sólo llega a ser;
reflejo: pasos deseados,
una imagen encontrándose y conociendo
o quizás escapándose y huyendo
de otras realidades que lo persiguen,
de un existir que, quedando allá,
todavía resulta más pesado,
más tangible y más entallado
que este que ahora mismo
mis pulmones respiran
y mi energía sopesa.

318-omu G. (bcn-2015)

Casi miercoles hoy…

casi miercoles hoyTal vez debiéndose al azar casual que no conlleva pronósticos, o siendo destino causal cual acaece debido a incontables y alineados motivos.
Conformándose por ser una sorpresa que cargada de involuntariedad nos empuja hacia un camino o tal vez un eslabón imprescindible que contiene una razón indescriptible repleta de intachable sentido… cada suceso acontece a su tiempo resaltando la magnitud que merecieran; cometas que nos rozan para recoger tantos deseos. Simios cambiantes que pierden todo su pelo. Mujeres que apuntan sus datos en nuestro corazón para luego robárnoslo. Destellos fugaces con una descarga subliminal que se prolonga como respuesta. Plumas que levitan ingrávidas manteniéndose en el aire por soplos invisibles que persisten en ser indemostrables. Y obeliscos que se perpetúan firmes y rotundos, pero sólo por diez siglos, reconociendo la debilidad que esconden ante una eternidad famélica de espirales y conjuntos y frente a los chillidos del viento y los diez billones de gotas de una lluvia.

Si he de dudar… Dudo del peso que le supongo a todo lo que sucede a mi alrededor por causa o sin ella. Dudo, más aún, cuando padeciendo de oscilaciones voy cambiando de perspectivas y las lejanas e inalcanzables antípodas se convierten en mi hogar; me doy cuenta que una historia esta compuesta de teorías, pero que las teorías terminan por mutar y su tal cual era se destruye.
Plumas y rocas beso al pasar por la existencia y en ocasiones queda relegada a nada la importancia de mi cuerpo.
Giro y giro -cabeza hacia abajo y de los pies anclado sobre un epicentro, o con la mirada puesta tan hacia arriba que me desentiendo de mí y entro en el universo viéndome sumamente pequeño- Entiendo que todo lo pesado llega a convertirse en liviano -y viceversa- porque necesita hallar una verdad sincera transitando por las órbitas ajenas, hasta comprobar qué densidad y cuántos grados y cuál es la atmósfera que le da pie para seguir a cada uno de sus contrapuestos.

¿Es miercoles, hoy?

Baile de huevos

baile de huevos

(I)
Desde las menudeces;
abono y visiones,
simplezas al alcance de todos;
aportes livianos capaces de ajustar los mecanismos
para que no se apague el ritmo vivaz
y siga su incesante rodar
la cuerda de los corazones.

Simplezas… que no absurdos -no confundamos-
contenido suficiente para retocar el mundo
dejándolo resplandeciente -diría que casi nuevo-
y con las máquinas donde deben.

(II)
Esta vida… hecha de impresionantes pequeñeces;
dibuja hombres transitando repartidos por el espacio,
peces que bucean despreocupados
y otros de ya pescados
que pretenden unos pies y calzarse unos zapatos
renunciando al mar y a sus aletas y escamas.

La vida se expande -fornicadora-
para que encuentren su cielo cada una de las aves.
… pero, las hay que se perdieron dentro de jaulas construídas
con vísceras, pensamientos y palabras.

(III)
Escucho la vida
e interpretando animales
compongo sentidos y hablo.
La vida: prestigitadora
me hace conejo y paloma e indica un camino.
Sorpresiva, me asusta en busca del salto.
Come de lo habido y muta natural
para brindar apariciones.
Salpica con sus pinturas rupestres,
con su modernismo con fecha de caducidad,
su grandiosidad puntual y evanescente,
y con su mediocridad que invitando a la superación
se encuentra al punto del surrealismo.

La vida salpica la infancia ¿impertérrita?
de nosotros, los hombres,
mientras como lavandera
asea -una y otra vez- los ropajes.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Des d’aquest curt i nostre temps / Desde este corto y nuestro tiempo

A més de ser endeví,
sóc juganer i imperfecte;
un cos, un cor i un pensament
que igual salta i corre ben despert,
com roda, carrer avall, perquè ensopega.
Resulto verge en tantes coses
que m’endinso en la consideració,
de qué desitjo i raono quan faig via
dins d’un infant novell;
a qui per tant que li queda per aprendre
sempre li restaran moviments.

Dono glops de vida
quedant-me bocabadat
davant de tanta i tanta grandesa;
pujo i baixo fent equilibris
entre el cel i l’esperit que gens no pesa
i els tocs contundents d’aquesta terra.

Gaudint del art que s’estén per la vida,
de les fulles i cada branca del arbre,
penjo com a fruit i em regal,
mentre xiulo en balancejar-me
i nuat el temps que vulgui voler-me,
busco la llum i m’entretinc.

318-omu G.S. (bcn. 2015)
__________

(castellano)

Además de ser adivino,
soy juguetón e imperfecto;
un cuerpo, un corazón y un pensamiento
que igual salta y corre muy despierto,
como rueda, calle abajo, porque tropieza.
Resulto virgen en tantas cosas
que me adentro en la consideración,
de que deseo y razono cuando hago vía
dentro de un niño novel;
a quién por tanto que le queda por aprender
siempre le restarán movimientos.

Doy tragos de vida
quedándome boquiabierto
ante tanta y tanta grandeza;
subo y bajo haciendo equilibrios
entre el cielo y el espíritu que nada pesa
y los toques contundentes de esta tierra.

Disfrutando del arte que se extiende por la vida,
de las hojas y cada rama del árbol,
cuelgo como fruto y me regalo,
mientras silbo al balancearme
y anudado el tiempo que quiera quererme,
busco la luz y me entretengo.

318-omu G.S. (bcn. 2015)

Continentes (blanco sobre negro)

continentes

Velas, remos y galeras.
Sol adusto y sed insaciable
¡latigazos
y sudor de tragedia y distancia
sumándose al mar!
El ahogo de pieles requemadas
dentro de las bodegas
vuelca sangre y miedo
salpicando la historia
¡ vierte vinagre y sal !
El mar llora
teñido de pena y de rojo,
perdona… pero no alcanza el olvido.

Días largos de injusta amargura
trajo la esclavitud;
para hombres inocentes
la condena al destierro.

Férreos grilletes Sigue leyendo

Se prolongue…


Se prolongue la cuerda
que sujeta mi tiempo
junto al pan de la tierra
y el elixir de los sueños,
tanto sirven mis pasos
como vale mi vuelo,
cuando busco adentrarme
en el gran gozo eterno.
Por ser tantas las lenguas
de las cuales yo aprendo
quiero siglos de dicha
con vestir de mancebo,
tarden mucho los años
en vencer tras asedio,
la lozana estructura
de mi mente y mi cuerpo.
Se prolongue la cuerda
que protege mi tiempo,
largo sea el camino,
creo poco el dispendio,
que de pie y como hombre
nunca llegue al exceso.
Yo preciso ilustrarme,
debo ser ser inquieto.
Yo preciso moverme
y cambiarme de asiento,
para hallar las medidas
que equilibren mis gestos.
Anudando palabras
a los actos que ofrezco,
abandono la farsa
arreciando sincero.
Se prolongue la cuerda
que sostiene mi tiempo,
por mil rutas que aguardan
y me dictan empeño,
reclamando prosiga
atendiendo a mi celo,
que demandan les sirva,
de mis pasos, las huellas,
auspiciando al acierto,
y de mi alma, bondad,
dando el dardo certero.
Por tal caso yo pido
con ahínco y desvelo
«se prolongue la cuerda
cual extiende mi tiempo
y maestros no falten
que me ayuden en esto» .

318-omu G.S. (bcn. 2014)

Interminable

Logré vivir
apartado del influjo soporífero de Morfeo,
alejado de aquel morir dictatorial
cual enjuicia y sentencia
con cierto menosprecio.

Logré vivir ahuyentando el son pretérito,
asiendo cada giro de la vida con amor,
y negándole a Cronos;
el pulso de mi vejez -la cual pretendía-
la caducidad universal…

Escondiéndole la arena de las playas y desiertos
dentro de tantos latidos auténticos
que todavía, hoy, él desconoce.
Cerrándole -con vueltas virginales-
el cofre de los números;
ocultándole la cultura de las matemáticas
en que se afianza,
con la que nos araña y destruye cuando cuenta.
Tapándole las sombras que pronostican
arrimándose a la luz del sol,
o el arte estrellado del firmamento
con sus delatadoras constelaciones.

Logré detenerme, recordar y sobrevivir,
desgrané un principio sin final,
recuperé la esencia más longeva
¡la inmortal!
esa que, por derecho natural,
asignada por la misma existencia,
a todo enamorado de la vida le corresponde.

318-omu G.S. (bcn. 2014)

Un sí hecho de intuiciones y de huellas

 

Aquí, en mi ahora; corta resuena la voz del tiempo.
La lectura de él, que me otorga la gravedad y el astro sol, es simplemente como un cabello del flequillo de entre los muchos dispuestos en la cabeza y por el cuerpo.
Válgame abarcar más…

***
En mis manos no cabe el absolutismo de un fin que sólo pacta con la decadencia y la muerte perpetua -mi doctrina se afianza en el tránsito constante-
Sé que mi esencia sobrevive a cualquier tragedia hecha con segundos, al gozo supremo, pero vanidoso, egocéntrico y puntual, que reclama como pago, colapsos y taquicardias, e incluso resiste ante los holocaustos presuntuosos y prefabricados; mi esencia opta por permanecer como causa inmortal; deja hacer a la existencia y se prolonga.
Aunque, en algunas ocasiones, mi mente ejecutara vistiendo el hábito de traidora y negase a la fe que me da fuerzas… mis manos sujetarán, sin soltarlo, a ese hilo interminable: la continuidad. Ellas sostienen la intuición acertada que supera con creces constataciones que acaban por contradecirse y fórmulas científicas.
Mis manos reconocen, más allá del tacto humano, un baile de formas que nunca termina; danzas variadas que se reparten por espaciosos salones.

( Repetidamente asisto a sesiones de magia, donde una insignificante varita, extrae lo que desea desde una chistera que aparenta no guardar nada).

***
Por qué decir -adiós, cuando conviene mejor oír un -¡hasta luego!.
De seguro, proseguirá con sus acrobacias esta vida y, desde algún rincón, resonará el reconocimiento junto al triunfo. Se escuchará vitorear a alguien mientras completa su agradecimiento con palmadas.
– Han de sucederse, interminables, los enlaces energéticos, para significar la incontable proporción del infinito-
Por qué vivir angustiados y presos del temor, sabiendo que: Es ineludible traspasar el umbral del limbo; perecer y renacer seguidamente, para descubrir y degustar los qué’s del universo.

***
Mientras… absorbido por aquel pragmatismo que urde sentencias: Contemplo como la piel que antes reconocía húmeda y tersa, tras el asedio insistente y corrosivo de los días, resulta vencida por la sequedad y las arrugas. Como los labios exuberantes, provocativos y carnosos, se entornan hasta perder su volumen y encararse delgados. Como la consistencia dura de cada uno de mis músculos, se aminora y cae caduca por reblandecida.

Mientras cuento las horas, avisto mi camino hacia el ser de mariposa.

318-omu G.S. (bcn. 2014)

Quan comptes són tres / Cuando cuentas son tres

quan comptes són tres
Un ahir llueix decrèpit
ressonant llunyà.
Dóna experiència
i ens fa veterans.
Però sempre ens diu
entre teranyines
amb el toc d’envellit.
Hi ha ahirs
que porten l’angoixa
provocant malalties,
i d’altres que ens renoven
regalant noves forces.
L’ahir cap que sigui
un botó de mostra
ensenyant-nos a viure
en esdevenir ben parit.

Potser el demà
vindrà prou tard
com per obrir-nos la porta
-no sap ningú de cert
si ha d’arribar-
Potser el demà quedarà
com a somriure per assolir
o com la pluja per ploure;
quedarà sent una llar
a on mai entrarem,
un somni per tindre
o un joc per inventar.

Mentre un ara és…
Regal sense llaços ni caixa.
La decisió factible.
Un gir de clau
o el salt que minimitza
els reixats més alts.
L’hora tan al punt com exacta.
L’instant precís per gaudir.
El temps que de bo de bo
s’ha d’aprofitar.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

*** ***
(castellano)

Un ayer luce decrépito
resonando lejano.
Da experiencia
y nos hace veteranos.
Pero siempre nos dice
entre telarañas
con el toque de envejecido.
Hay ayeres
que traen la angustia
provocando enfermedades,
y otros que nos renuevan
regalando nuevas fuerzas.
El ayer cabe que sea
un botón de muestra
enseñándonos a vivir
al acontecer bien parido.

Quizás el mañana
vendrá bastante tarde
como para abrirnos la puerta
-no sabe nadie de cierto
si tiene que llegar-
Quizás el mañana quedará
como una sonrisa por lograr
o como la lluvia por llover;
quedará siendo un hogar
donde nunca entraremos,
un sueño por tener
o un juego por inventar.

Mientras un ahora es…
Regalo sin lazos ni caja.
La decisión factible.
Un giro de llave
o el salto que minimiza
las verjas más altas.
La hora tan en su punto como exacta.
El instante preciso para disfrutar.
El tiempo que de veras
se tiene que aprovechar.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)