Esencia divina


Amar y sentir.
Que una caña de azúcar,
con sus vainas, nos envuelve y endulza
hasta en su tallo anudarnos.
Amar y sentir.
Que somos simples vagabundos
alcanzando su verdad,
cuando traspasamos los lindes de la banalidad,
y reventamos los grilletes que otros
según conviene estipulan.

Amar lo dulce y amar lo amargo,
pero al hacerlo;
reconocernos desnudos, ¡renacer!,
renovados liberarnos.

Amar y advertirnos;
como un pedazo de corcho
que persiste en flotar
riéndose de las mareas.
( Sabernos; tanto livianos
como ausentes de fragilidad,
conversando sobre una misma causa
con mil voces distintas).

Amar y sentir;
un puñal que se hinca;
el rechazo fatal
que descuartiza y degüella.
( No siempre son romos todos los cantos
ni ruedan igual de bien todas las esferas).

Amar por amar… y seguir amando.
Amar y callar… disfrutar al encontrarnos.
Amar sin preguntar:
si aguarda un precipicio
y nuestro vuelo solo fue utopía.
Si el jarro lleno acabará vacío,
y roto y mustio nuestro corazón,
desecado por llanto.
Amar sin miedos,
escoger y elegir amar,
aunque el filo extenso de esa dicha
cabe que termine desatando su corte,
así nuestras venas cortando.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Credulidad

 

Creo en el aliento que da

cualquier grito amoroso,

ya se vistiera de mujer y compañera,

de inseparable y leal amigo,

de vecino atento y solidario,

o con la sangre y el símil

que evidencia la presencia

de un ser hermano.

 

Creo en los abrazos y en los besos

y en la complicidad de un guiño.

En un Dios compuesto por minúsculos detalles

que ante los ojos poco observadores

asoman insignificantes.

En un Dios que no pretende personalizarse

bajo una imagen concreta

ni aferrarse a ningún nombre que le ate.

Creo en uno tolerante, poco intransigente,

que no impone ni relata reglas estrictas.

Ni tampoco necesita sacrificar

a nada ni nadie

porque apareciera con una forma determinada

o por ser imperfecto y tropezar infinitamente

o continuamente equivocarse.

 

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Apuntes de amor (IV)

Porque tú me regalas un bocado de presente,

juntos sembramos la tierra que pisamos

de proyectos y futuros.

 

Por ti, el ayer es humo de tren,

para nada empaña las visiones venideras.

Asoma y respira… pero queda como debe,

siendo cita tardía.

 

Respira pero perece,

con la languidez que se les reconoce

a los tiempos caducos.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Apuntes de amor (III)

Tenerte y confiar.

Tenerte cerca…

y al tenerte sentir

como se diluyen

los pesares, los errores y las culpas

que transitaban asediándome.

Y así mismo, los miedos

que se hallaban anclados,

tan, pero tan profundos

que resultaban recónditos.

Miedos que de continuo resonaban

tétricamente solemnes.

 

Culpas, pesares y miedos:

¡Serenata de castigos!.

Ellos son causantes

de una incomodidad semejante

a la de una astilla varada entre pieles

que clavada molesta aunque no se ve.

Que tras tanto y tanto pinchar,

puede más que la corpulencia,

que la edad o que el saber,

e inmoviliza cualquier existencia.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Apuntes de amor (II)

 

Tan lejos como un silbato del pitido,

una lengua del paladar y la saliva

o un pecho del tambor y sus latidos.

 

Tan lejos lo advierto;

como un chupete del bebe,

el bostezo frente al sueño,

o un balón en el patio de recreo;

de unos niños,

de sus manos y los pies.

 

Tan lejano lo sé.

Tan alejado lo siento.

Que tu amor,

al presentarse como mío…

tiene la llave de mi puerta,

y le da cuerda suficiente

al reloj de mi corazón.

 

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Prop teu / Cerca tuyo

 

Ser Déus: Passejar enamorats

creient possible moure el món.

Regalar a altres la lluna plena

o fer baixar d’una bufada

estels brillants.

 

Ser Déus: Assolir ser eterns

en estimar.

Aconseguir un immens espai

que mai s’esgota…

per jugar.

 

Som un nombre infinit

en endinsar-nos en l’amor…

Dolça veu que perdura.

Llum apagant un pou d’ombres

i un fil resistent

que arregla els mal cosits.

 

_________

 

Prop teu;

dintre d’un cinema,

enmig d’una tarda

d’erotisme i confidències,

sentint créixer la confiança

com tanmateix l’excitació.

 

Escoltant-nos el cor

i escrivint un bon vers

per afegir-li al poema.

 

Sense llums que ens distreguin

d’acaronar-nos la pell,

fent rodar els dits,

gaudint del tacte,

descobrint el plaer;

banyant-nos en les nostres olors

i omplint de gemecs

la darrera filera de la sala.

 

Prop teu;

relliscant i gronxant-nos

damunt del sofà de la llar.

Fent de dos sols un cos,

en estar tan lligats

que ni parlen les hores.

 

O seguts i arrapats,

sobre un fred esglaó

que esperant-nos al carrer

donava forma a l’escala;

 

llegint-nos el mirar ens enlairem

fins a tocar el blau del cel,

fent servir un vell llenguatge

que equival a un gelat

que per mai s’acaba.

 

Prop teu;

agafant-nos les mans

compartim pensaments,

i dibuixem el futur

més enllà de paraules.

 

De cert ens sabem, homes

atrapats al curt temps,

que contat com a anys

aviat rovella els cossos;

finalitzant-se el ball,

parant la inoblidable dansa.

 

318-omu G.S. (Bcn-2014)

_________

(castellano)

 

Ser Dioses: Pasear enamorados

creyendo posible mover el mundo.

Regalar a otros la luna llena

o hacer bajar de un soplo

estrellas brillantes.

 

Ser Dioses: Lograr ser eternos

al amar.

Conseguir un inmenso espacio

que nunca se agota…

para jugar.

 

Somos un número infinito

al adentrarnos en el amor…

Dulce voz que perdura.

Luz apagando un pozo de sombras

y un hilo resistente

que arregla los mal cosidos.

 

_________

 

Cerca tuyo;

dentro de un cine,

en medio de una tarde

de erotismo y confidencias,

sintiendo crecer la confianza

como aun así la excitación.

 

Escuchándonos el corazón

y escribiendo un buen verso

para añadirle al poema.

 

Sin luces que nos distraigan

de mimarnos la piel,

haciendo rodar los dedos,

disfrutando del tacto,

descubriendo el placer;

bañándonos en nuestros olores

y llenando de gemidos

la última hilera de la sala.

 

Cerca tuyo;

resbalando y columpiándonos

encima del sofá del hogar.

Haciendo de dos sólo un cuerpo,

al estar tan ligados

que ni hablan las horas.

 

O sentados i agarrados,

sobre un frío peldaño

que esperándonos en la calle

daba forma a la escalera;

 

leyéndonos el mirar nos elevamos

hasta tocar el azul del cielo;

usando un viejo lenguaje

que equivale, a un helado

que por nunca se acaba.

 

Cerca tuyo;

cogiéndonos las manos

compartimos pensamientos,

y dibujamos el futuro

más allá de palabras.

 

De cierto nos sabemos, hombres

atrapados al corto tiempo,

que contado como años

pronto enmohece los cuerpos;

finalizándose el baile,

parando la inolvidable danza.

318-omu G.S. (Bcn-2014)

Decir de alianza

DECIR DE ALIANZA

 Bebí,

bebió;

tomamos de una misma copa de sangre,

el pacto fue compartir nuestras vidas.

 

Mordí,

mordió;

la que prendía como fruto del árbol,

cual sonaba en alguno

de los libros sagrados,

como pecaminosa parte prohibida.

 

Bebí,

Mordió;

las cotidianas esencias

¡mortalmente divinas!,

que tejen, laboriosas,

cada una de las horas de los días.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)

Terreno de juego

Me gusta beberme la fiebre de tus ojos mientras complacemos nuestros cuerpos. Untarme de tu miel, a ti pegarme; me encanta perderme y encontrarme al deleitarme en tus adentros.

Me place tanto y tanto empaparme de tus ganas dejándome llevar; lo mismo que hace al danzar un velero sobre la anchura del mar, al clamar sobre él, el viento, regalándole recorrer muchas millas; el avance y su movimiento.

Me excitan tus locuaces medidas, la dulce sal de tu sudor y tus formas tentadoras y curvilíneas, pero afirmo que más, los geniales impulsos que delatan tus amables sentimientos.

Cuándo tus actos bordan manteles y mantillas; el trigo y el centeno inunda los campos, el calor retorna a la mesa y, atenta, la salud visita al enfermo.

La libertad sabes devolverle al esclavo de monotonías. Elevas hasta la realeza al que permaneció creyéndose tener que ser sumiso; preso condenado a un duro destino, siervo deslomado por el duro esfuerzo.

Desbancas aquella mala suerte que tercia y, escondiendo riquezas, flagela como irascible amo, o como hace el tiempo asfixiando al hombre hasta negarle el respiro.

Me apetece siempre tomar la nutritiva savia de tu árbol, anidar sobre tus ramas y descansar bajo tu sombra fresca, pues supe reconocer que tu dispensas buen cobijo.

Me apetece, contigo, mimoso acurrucarme dentro de un lecho lleno de abrazos, de sexo y confesiones, de nudos deshechos entre parras y olivos, y ofrecerte un brebaje que nos alivie de pesares y dolencias, que averíe todos los relojes, cuales marcan un fin o señalan un pasado o el principio.

Quiero que juntos contemplemos un hoy perenne y, observando la luz, hacer camino.

Quiero que me permitas destapar mi lado salvaje, degollar a la oscuridad sin mediar cuchillos, sólo con onomatopeyas… y hasta faltos de palabras, conocer los gratos golpes que gozando da tu cuerpo. Quiero que queden las huellas de tal placer, que queden tatuados diez moratones sobre el moreno de mi piel. Quiero deleitarme con tu esencia y saber cuánto de blandos son tus huesos.

Quiero reconocer y, a un tiempo, ausentarme de mis alas; ¡quiero volar!. Saciar de alegría las estancias del hogar, la tierra y la hierba y cada baldosa pisada. Mancharme de barro y gritar, equivocarme y tropezar, ser imperfecto y cometer mil pecados no esperando una propuesta de redención… pero que, por favor, sea a tu lado.

Quiero ser un hombre que, amándote, consigue apresar tanto que hay, tanto terrenal y celestial, tanto que es humanamente divino. Y, mientras lo hacemos… descubrir que es una ficción más este pasaje mortal, un ineludible sueño, un pasillo y un portal, una parte del recorrido.

Porque al unirnos nos reconocemos como ángeles que olvidaron su nombre. Que aburridos del blanco, colgaron sus alas en el guardarropías del universo, así optando por ser ángeles caídos.

318-omu G.S. (Bcn. 2014)